Compartir

El Ayuntamiento de Siero (Asturias) he emitido un bando municipal por el que limita a 15 minutos diarios, de 20:00 a 20:15 horas, los aplausos, las música y otras manifestaciones festivas para agradecer la labor de los sanitarios durante la crisis del covid-19.

El consistorio toma esta medida tras las quejas de varios vecinos del pueblo que se sienten molestos con el exceso de ruido, informa ‘El Comercio’.

Los vecinos, en su mayoría, se han mostrado de acuerdo con el mandato. “Esto no es una fiesta, es hacer sonar un poco de música en modo simbólico para amenizar lo que estamos viviendo, pero hay que respetar a la gente”, expresó Diego Laurelo, un dj local que ameniza las tardes de los ciudadanos con su sesiones.