Compartir

Un conductor de autobús urbano se convirtió en el salvador de una joven de 23 años, al impedir que se desangrara después de que su pareja le clavara en el cuello un cúter, en pleno centro de Zaragoza. Según ‘El Periódico de Aragón’, la víctima fue operada de urgencia y evoluciona favorablemente, mientras que el agresor fue detenido.

Los hechos tuvieron lugar la noche del lunes, cuando la pareja circulaba en el interior de su vehículo y comenzó a discutir. Fue entonces cuando el hombre sacó un cúter y se lo clavó en el cuello a la chica, vecina del barrio de Garrapinillos, ante la mirada atónita del chófer que avanzaba en su dirección por el carril contrario y que no dudó en parar y frenar la agresión.

Pese a la intervención del conductor, que recibió varios cortes mientras trataba de quitarle el arma, el hombre siguió agrediendo a la mujer en la calzada hasta que cayó al suelo mientras se desangraba. En medio de la escena, el agresor, vecino de Miralbueno, trató de cortarse el cuello y fue reducido.

El trágico suceso tenía lugar en el número 125 del camino del Pilón, frente a una farmacia, y tanto sus trabajadores como los viandantes trataron de socorrer a la herida mientras llegaban los servicios de emergencia.

Según los testigos, la asistencia fue “casi inmediata”, por lo que ambos jóvenes fueron estabilizados y trasladados a distintos centros hospitalarios, tal y como marca el protocolo de actuación ante episodios de violencia de género.

La víctima fue intervenida en el Hospital Miguel Servet y el agresor al Lozano Blesa, aunque se encuentra en condición de detenido por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa.