Compartir

Una niña de tan solo 22 meses ha fallecido por ahogamiento después de haberse caído en la piscina de la vivienda en la que se encontraba.

Según ha informado ‘Málaga hoy’, la pequeña se precipitó al agua cuando quiso recuperar la muñeca que se le había caído.

El trágico suceso tuvo lugar el domingo hacia el mediodía, según las fuentes citadas, cuando la madre de la niña estaba cocinando en el interior de la casa. La piscina estaba vallada, pero la niña encontró un hueco para acceder a ella debido a una zona de obras. Cuando la familia reaccionó llamó al 061.

Los sanitarios trasladaron a la niña al Hospital Materno Infantil de Málaga donde ingresó con muerte cerebral en la Unidad de Cuidados Intensivos donde este lunes falleció.

El Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga confirmó en la autopsia que la pequeña había fallecido como consecuencia del ahogamiento.