Compartir

La Guardia Civil descubrió un millón de euros en el interior de una furgoneta siniestrada, en un accidente en la A-92, a la altura de Huétor Santillán, en Granada. Ninguno de los tres ocupantes, que resultaron heridos leves, admitió ser su propietario por lo que el dinero está bloqueado y en manos del Ministerio de Hacienda, hasta que se compruebe su procedente.

Según ‘El Ideal’, los agentes no descubrieron la existencia del millón de euros hasta que trasladaron el vehículo hasta la Comandancia de la Guardia Civil. Al asistir al siniestro que tuvo lugar el pasado jueves descubrieron a dos personas heridas en el interior. A los 15 o 20 minutos vieron a otro individuo merodeando por la zona que dijo “busco el dinero de la furgoneta”.

Al parecer, el merodeador, era el tercer ocupante del vehículo siniestrado y de origen lituano como los demás, que había logrado salir del vehículo y que no se atrevía a entrar en la autocaravana por el miedo a que se precipitara por el barranco, ya que se había quedado al borde de un precipicio.

El tercer hombre, que también fue trasladado al hospital de Granada para ser atendido de heridas leves y que recibió el alta ese mismo día, estaba buscando los billetes que se habían esparcido por el suelo tras las vueltas de campana que dio la furgoneta. Fue él quien dio la pista de la existencia del dinero, aunque no reconoció que fuera de su propiedad.