Compartir

Los Mossos d’Esquadra han desarticulado un grupo criminal especializado en hurtos en el metro de Barcelona a través del método de la mancha. En concreto actuaban en la zona de l’Hospitalet e Llobregat y se les acusa de haberse hecho con un botín de 73.000 euros entre dinero, joyas y aparatos electrónicos.

Los detenidos, de nacionalidad peruana, se dedicaban prácticamente en exclusiva al robo y al seleccionar a sus víctimas solían escupirles, para después acercarse a ellas y advertirles de la mancha. Aprovechando la distracción, otro llevaba a cabo el robo.

La banda siempre actuaba de la misma manera y se servía de los distintos coches que tenía para moverse. Su ‘jornada’ arrancaba hacia las cuatro o cinco de la madrugada, cuando cada uno de ellos era recogido por uno de los coches de la organización.

Los agentes de la policía autonómica lograron detener a dos de los ladrones el pasado 15 de junio, al pillarles ‘in fraganti’ mientras robaban en el aeropuerto. Después, y según recoge el comunicado oficial, gracias a las labores de identificación, dieron con el resto de integrantes de la banda y emitieron órdenes de detención.

Todos ellos están relacionados con 23 hechos delictivos acreditados donde se demuestra su participación en grupo.

Desactivem un grup criminal especialitzat en furts al metro de Barcelona, pel mètode de la taca, que actuava diàriament al suburbà https://t.co/2QnhojHCKt pic.twitter.com/y5oXqakiMv

Los dos detenidos quedaron en libertad con cargos y se emitieron órdenes de alejamiento en el metro para evitar que vuelvan a reincidir con su actividad  delictiva. La investigación continúa abierta.