Compartir
Laura Luelmo / Twitter

La Policía Nacional ha detenido a dos jóvenes de 19 años de Sevilla y Salamanca que se alegraron del crimen de Laura Luelmo en Instagram y felicitaron al presunto asesino, Bernardo Montoya. A ambos les acusan de sendos delitos de odio.

Fue un agente fuera de servicio, según la Dirección General de Policía, quien informó el pasado 19 de diciembre, una semana después del asesinato de la profesora zamorana en El Campillo (Huesca), de la existencia de esos comentarios vejatorios contra la víctima y su familia.

Desde ese momento, los agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) abrieron la investigación, en la que pudieron comprobar cómo los responsables de estos mensajes utilizaban distintos perfiles, hasta cinco, según ‘El País’,  que abrían y cerraban según aparecían las denuncias de los usuarios.

Entre los terribles post que publicaron se encontraban “me alegro de que hayas muerto” y “me gusta” (en referencia a su asesinato); y también se jactaban del cierre de los perfiles: “Me habéis cerrado la cuenta pero ya me he abierto otra”.

Tras identificar a los responsables, uno de los autores (sin antecedentes) fue detenido a finales de marzo en Sevilla; y el otro, que tampoco había sido detenido con anterioridad, fue arrestado en abril en su ciudad natal (Salamanca). Los agentes les intervinieron los teléfonos móviles antes de ponerlos a disposición judicial. Los dos quedaron en libertad con cargos a la espera de ser citados.