sábado, 19 septiembre 2020 4:59

Detienen al dueño de un perro que mató a otro y lesionó a dos personas

Miembros del SEPRONA de la Guardia Civil de Burgos han procedido a la detención de F.M.S., de 36 años y propietario de un perro de raza catalogada como potencialmente peligrosa, en concreto un American Staffodshire Terrier, ya que, a consecuencia de la falta de custodia del animal, provocó lesiones a dos personas y a un perro, así como la muerte de otro can.

Según ha informado la Guardia Civil, los hechos ocurrieron el pasado 15 de agosto en una localidad de la comarca burgalesa de las Merindades. Al parecer, el perro se escapó de la segunda residencia de sus propietarios y causó heridas en el labio a un vecino y en una mano a otra persona, por lo que ambos necesitaron asistencia médica y puntos de sutura.

Además, el can provocó la muerte de una perra a la que causó varias heridas incisas en tórax y abdomen craneal y también lesiones de gravedad a otro perro, propiedad de uno de los lesionados.

La Guardia Civil explica que el ahora detenido, propietario del perro de raza potencialmente peligrosa, no adoptó las medidas obligatorias, como disponer de un habitáculo con la superficie, altura y adecuado cerramiento para proteger a las personas o animales que accedan o se acerquen a ese lugar.

Los guardias civiles procedieron a su detención por la falta de custodia del can, “agravada por la carencia de la necesaria licencia en vigor de animales potencialmente peligrosos y seguro de responsabilidad civil”. Se le acusa de un presunto delito de lesiones por imprudencia y un delito de maltrato de animales domésticos.

Se han instruido diligencias, que han sido remitidas al Juzgado de 1ªInstancia e Instrucción de Villarcayo, así como denunciado varias infracciones a la Ley sobre perros potencialmente peligrosos.

Según recuerdan las mismas fuentes, la normativa sobre perros potencialmente peligrosos está regulada en la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos y su desarrollo reglamentario.

En este sentido, desde el Instituto armado recuerdan que la tenencia de animales clasificados como potencialmente peligrosos requiere la previa obtención de una licencia administrativa, que expide el Ayuntamiento del municipio de residencia del solicitante, y un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros.

Esta norma establece que los animales potencialmente peligrosos que se encuentran en una finca, casa de campo, chalet, parcela, terraza, patio o cualquier otro lugar delimitado, habrán de estar atados, a no ser que se disponga de habitáculo con la superficie, altura y adecuado cerramiento, para proteger a las personas o animales que accedan o se acerquen a estos lugares.

La Guardia Civil ha remarcado la colaboración ciudadana y la importancia de denunciar y pone a su disposición el número de teléfono 062 o el servicio de alertas app alertcops y recuerda que cualquier información que desee facilitar o colaboración en el ámbito de la seguridad ciudadana, vial o medio ambiental es tratada de manera discreta y anónima.