Quantcast

Zapatero revela que en su “última etapa” había “preocupación” en el Gobierno

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha revelado este lunes que en su “última etapa” al frente del Ejecutivo había una “preocupación” por la presencia de Corinna Larsen, la examiga del Rey Juan Carlos I, de la que se encargaba el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba.

Zapatero lo ha reconocido en una entrevista en La Sexta, recogida por Europa Press, tras ser preguntado si tuvo conocimiento durante su etapa en la Moncloa de supuestas irregularidades del entonces jefe del Estado. “No, obviamente no tuve ningún indicio”, ha señalado, para después señalar que Corinna era entonces la única preocupación del Gobierno.

“No de lo que podía haber hecho el Rey, sino de la presencia de quien luego llegó a ser Corinna, de esta señora, de eso sí. Estaba siempre en esa tarea como en tantas otras Rubalcaba. Pero obviamente de que hubiera habido en el pasado ninguna cosa no”, ha explicado Zapatero, que ha descartado ir más allá amparándose en la Ley de Secretos Oficiales.

“Los servicios secretos están para proteger a las instituciones y hacen su tarea bien. En esto estoy convencido de que la hicieron bien, pero nunca harían una tarea de proteger hechos que no pudieran ser defendibles ante la ley”, ha continuado el expresidente del Gobierno.

LE SORPRENDIÓ LA SALIDA DEL REY EMÉRITO DE ESPAÑA

Por todo ello, Zapatero se ha mostrado partidario de que el Rey emérito ofreciese una “explicación” o una “comparecencia” a los ciudadanos, independientemente de las cuestiones judiciales. “No prejuzgo el formato. Pero entiendo que será muy conveniente para él, para su legado, para la institución y para la sociedad, que en mi opinión se lo merece”, ha apuntado.

En este contexto, el que fuera jefe del Ejecutivo ha asegurado que sería necesario tomar alguna medida para “institucionalizar la función de la Jefatura del Estado, que no tiene una ley ad hoc” y que, a su juicio, hasta la fecha ha funcionado “por costumbre”.

Así, Zapatero ha apostado por acometer una “regulación” de la Casa Real tal y como “están reguladas todas las instituciones”, para asegurar así la “transparencia” y la “función simbólica” del monarca. “Antes o después, eso una democracia madura debería afrontarlo”, ha añadido.

Por último, el expresidente se ha referido a la marcha de España de Juan Carlos I, para reconocer que le “sorprendió”. Eso sí, Zapatero ha explicado que a veces “existen razones que están solo en manos de unas pocas personas”, de las que “más responsabilidad tienen” en un país.

“Tengo un margen de comprensión de porque se haya hecho. A lo mejor hay algún elemento que no conozco y aconsejara que no estuviera el emérito aquí. A mí me sorprendió”, ha zanjado.

Comentarios de Facebook