Compartir

Vueling ha tenido que cancelar un total de 112 vuelos previstos para este sábado y el domingo por la huelga convocada por el personal de tierra de Iberia en el Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, según informa en su web.

Esta compañía aérea es la más afectada por estos paros de los trabajadores de tierra de Iberia, puesto que es la que tiene una mayor actividad en el aeropuerto barcelonés. En concreto, este sábado cancelará 48 vuelos y el domingo otros 64.

Iberia presta servicio al 65% de las operaciones en El Prat, donde se encarga de los trabajos en tierra para 27 compañías. Además de la propia Iberia y Vueling, atiende a las compañías de International Airlines Group (IAG) y a otras de Oneworld, la alianza aérea a la que pertenece Iberia.

Para estos paros, el Ministerio de Fomento ha fijado unos servicios mínimos que protegen el 100% de los vuelos con los territorios no peninsulares, el 54% de los servicios internacionales y de los vuelos nacionales cuya alternativa de transporte es superior a cinco horas, así como el 32% de los servicios peninsulares cuya alternativa de transporte sea inferior a esas cinco horas.

Vueling ofrece a los pasajeros afectados por estas cancelaciones la posibilidad de solicitar el reembolso del billete o su cambio para volar otro día durante las dos próximas semanas. Además, les pide que no acudan al aeropuerto puesto que pueden llevar a cabo estos trámites en su web. Asimismo, explica que, si la reserva se ha hecho a través de Iberia o British Airways, se debe contactar directamente con estas compañías para solicitar su cambio o devolución, algo que también recomienda para quienes lo hayan hecho a través de agencias de viajes.

Por su parte, Iberia, que limita su operativa en Barcelona a los vuelos con Madrid, ofrece a sus pasajeros la posibilidad de reservar en cualquier otra fecha entre este viernes y el 4 de agosto.

Los trabajadores de Iberia en El Prat convocaron esta huelga ante la falta de diálogo con la dirección de la empresa con respecto a la situación de sobrecarga de trabajo de la plantilla, formada por unas 2.000 personas.

Según explicó UGT, sindicato mayoritario en dicho comité, la huelga es en protesta también por la falta de personal suficiente para cubrir las necesidades reales y los incumplimientos sistemáticos con los acuerdos alcanzados con los trabajadores.

En resumen, el sindicato denuncia que los trabajadores siguen esperando un plan industrial para su aeropuerto donde se contemple la contratación necesaria que solucione la sobrecarga de trabajo a que está sometida la plantilla de Barcelona y los diferentes problemas de esta escala.

“El año pasado la empresa se comprometió a solucionar la problemática en el contexto de una desconvocatoria de huelga, pero un año más tarde los problemas siguen siendo los mismos, con el agravamiento del incremento de la carga de trabajo respecto a ese momento y la falta de soluciones en cuanto al dimensionamiento de la plantilla”, añade UGT.