Quantcast

TSJA confirma la condena a cinco años de prisión para un masajista

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la condena a cinco años de prisión y otros cinco de libertad vigilada por dos delitos de abusos sexuales para un masajista de un centro de estética de Granada al que dos clientas denunciaron por abusos durante los masajes.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el alto tribunal andaluz desestima el recurso interpuesto por el acusado contra la sentencia de la Audiencia de Granada que le condenó inicialmente y confirma esta resolución, que también le inhabilita para ejercer su profesión durante cinco años, le obliga a indemnizar con 6.000 euros a cada una de las víctimas y le prohíbe acercarse o comunicarse con ellas durante el mismo periodo.

La Audiencia Provincial consideró hechos probados que cuando en junio de 2017 una de las clientas acudió a darse un masaje para las cervicales, el acusado le pidió que se quitara toda la ropa, quedándose ésta únicamente con un tanga y con una manta que encontró en la habitación para taparse.

La embadurnó con mucho aceite por todo el cuerpo y le masajeó los glúteos y otras partes del cuerpo pese a saber que sus problemas eran de cervicales. De modo similar actuó con la segunda víctima, que acudió para darse un masaje de cuello y a la que tocó sus partes íntimas. Ambas le pidieron que parase tras percatarse de lo que estaba ocurriendo, aunque el acusado las ignoró.

Esta experiencia les provocó un trastorno de estrés postraumático, según determinaron las psicólogas forenses, y para su curación invirtieron 90 días impeditivos para sus ocupaciones habituales.

El acusado recurrió la sentencia de la Audiencia Provincial alegando la falta de fiabilidad del testimonio de las dos denunciantes, si bien el tribunal ha considerado “veraces y convincentes” sus declaraciones cuando relataron cómo el acusado “al practicarles un masaje en principio destinado a sus dolencias de la zona cervical, cuello y espalda las sometió a tocamientos intensos en distintas zonas del cuerpo sin nexo alguno con la finalidad del masaje supuestamente efectuado”.

Comentarios de Facebook