Quantcast

El Rastro reabre entre críticas de los vendedores por la organización de los puestos y el aforo

El mercadillo del Rastro ha reabierto tras ocho meses de inactividad a causa del Covi-19 y tras varios meses de discusiones con el Ayuntamiento de Madrid, aunque sus vendedores y comerciantes han mostrado su disconformidad con el sistema de organización de los puestos, así como con el control del aforo.

De este modo, en declaraciones a Europa Press, la vicepresidenta y portavoz de la asociación ‘El Rastro punto es’, Mayka Torralbo, ha manifestado su indignación con los “problemas” que se han encontrado al inicio de la mañana cuando iban a instalar sus tenderetes.

“Los puestos nuevos no estaban señalizados correctamente, hay una numeración cada diez, con lo cual ha habido dificultades para encontrar nuestras ubicaciones actuales”, ha señalado.

Además, ha apuntado “la mala señalización” de la colocación de estos, que en algunos casos se situaba sobre alcorques, en otros “las medidas no estaban adecuadas” al tamaño del puesto, e incluso se encontraban sobre la acera en vez de en la calzada.

Respecto al aforo y su control, Torralbo ha subrayado que se han encontrado con la prohibición de acceso desde la plaza de Cascorro hacia Rivera de Curtidores “sin que hubiese cartelería o señalización en la que se desviara a los clientes”, algo que “no estaba previsto” en el proyecto de reapertura.

“Teníamos un acuerdo donde el eje Cascorro con Curtidores era continuado. Tienen que tener un control del número de visitantes que entra en cada zona, pero en ningún caso se habló del que estaba prohibido el paso”, ha recalcado.

En este sentido, ha puntualizado que desconocen el criterio de la Policía Municipal para controlar el acceso al Rastro ya que dependiendo de la zona a la que se quiera entrar “funciona de una manera u otra” y ha apuntado que han trasladado sus quejas a los agentes, quienes le han contestado que el sistema “es el que tenían previsto”.

GEOLOCALIZACIÓN Y DRONES

Respecto al sistema de geolocalización para ubicar los puestos a través de Internet, Torralbo no lo ha considerado efectivo ya que requiere conocer el antiguo o el nuevo número identificativo del puesto, información que muchos clientes desconocen y que ha provocado que estos tengan que buscar por el mercadillo ya que “todos” los tenderetes han sido “movidos de las ubicaciones anteriores”.

Por su parte, el Ayuntamiento también mencionó el empleo de drones para controlar la afluencia en el recorrido del Rastro, sin embargo los vendedores han manifestado su desconocimiento respecto a si se han usado, y han sugerido que pueda ser “propaganda”.

PRESENCIA DE POLÍTICA

Durante la mañana se han acercado a la plaza de Cascorro políticos de la oposición del Ayuntamiento de Madrid como la portavoz de Más Madrid en el Consistorio, Rita Maestre, junto a la concejal de este partido Marta Higueras, o el cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero.

Desde la asociación ‘El Rastro punto es’ han agradecido su presencia y especialmente la de Más Madrid por propuestas en los Plenos, aunque han sugerido que quizás estuviesen allí para “vender que son artífices de que el Rastro haya abierto” y ha remarcado que “los únicos responsables” de este hecho son los propios vendedores y comerciantes tras ocho meses “pasando muchas miserias”.

Torralbo ha sostenido su deseo de que estas quejas sean recibidas por el Consistorio de la capital para que el próximo domingo se encuentren “soluciones y no más problemas”, y ha apelado a la “voluntad política”.

Comentarios de Facebook