Quantcast

Puig ve la oferta del estado de alarma como “ejercicio de profundización del Estado de las Autonomías”

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha valorado este miércoles la posibilidad ofrecida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a las comunidades autónomas de pedir un estado de alarma individualizado en caso de necesidad ante la expansión del coronavirus, ya que considera que “reforzar la idea de cogobernanza es un ejercicio de democratización y profundización del Estado de las Autonomías”.

Puig ha afirmado que, si fuera necesario para garantizar la salud pública de los valencianos, “por supuesto” se acudiría a este mecanismo, para el que considera que ya hay una “seguridad jurídica”, si bien el estado de la pandemia en la actualidad no lo requiere porque la situación en la Comunitat está “controlada”: “Peor de lo que nos gustaría pero mejor que la media español”. “No es satisfactoria pero ahora no se dan las circunstancias para este planteamiento”, ha dicho, y ha apelado a la “corresponsabilidad” de todas las instituciones para crear una “atmósfera hostil” al virus.

Así lo ha indicado en una rueda de prensa tras mantener una reunión con los consellers de Educación, Vicent Marzà, y de Sanidad, Ana Barceló, para tratar del inicio del curso escolar en el contexto de la pandemia de coronavirus, al ser preguntado por cómo valora la posibilidad ofrecida por Sánchez y las críticas recibidas por quienes consideran que ha delegado su responsabilidad.

“Lo valoro positivamente; creo que es el camino correcto la cogobernanza, corresponsabilidad y la capacidad de codecidir”, ha indiciado Puig. “Desde una visión autonómica y de España plural y diversa, que haya la capacidad de una comunidad autonóma de tomar una decisión que será avalada por el Gobierno, me parece una noticia positiva que defiende la autonomía y una respuesta adecuada a la Covid””.

En esta línea, ha sostenido que las diferencias de la pandemia en los distintos territorios no pueden tener una respuesta ni “homogeneizadora” ni “unívoca” y ha asegurado no entender las críticas “a la capacidad de autogobierno”.

A su juicio, con ello, “algunas personas no evalúan su propia responsabilidad”, algo que ha defendido que se debe hacer por parte de cada autonomía, por ejemplo como se ha realizado en el ámbito educativo con la ‘vuelta al cole’ en el caso de la Comunitat, y ha apuntado que todas las CCAA deberían “asuman sus competencias y trabajar en condiciones adecuadas para garantizar el funcionamiento del Estado”.

En todo caso, y en relación con la situación de la Comunitat Valenciana, ha indicado que el nivel de incidencia de la pandemia está por debajo de la media española, con 87 casos cada 100.000 habitantes mientras que en España está situada en el doble.

Así, si bien ha reconocido que la situación es “complicada” y no se tienen todas las certezas que querrían, considera que hay un control de la situación, gracias al “enorme esfuerzo” de los profesionales y de salud pública, con una prospectiva por PCR “altísima” y un nivel de asintomáticos “muy superior”. “Cuando hay más pruebas se consigue ir controlando la situación desde la atención precoz”, ha manifestado.

Por ello, y sin querer hacer “ningún tipo de reafirmación ni autobombo porque la situación es complicada”, ha aseverado que la Comunitat “está peor de lo que nos gustaría pero mejor que la media española”.

DISPUESTO A LA ALARMA SI SE NECESITARA

No obstante, ha señalado que, llegado el caso, “por supuesto” estaría dispuesto a pedir a Sánchez la activación del mecanismo “en las condiciones que negociaríamos” –para “confinamientos selectivos o limitaciones de libertad para encapsular brotes”, ya que, según ha hecho hincapié, de tener que volverse a decretar, no significa que tuviera que ser igual que en los meses de confinamiento ni con las mismas condiciones si no que pudiera ser parcial o con restricción de la movilidad.

“Se evaluará en función del problema que exista; pero si alguna comarca o ciudad necesita restricciones, aplicaríamos la vía legal que se nos permite, que es la declaración del estado de alarma”, ha dicho, y ha insistido en que para el autogobierno es “fuerza de responsabilidad y la hemos asumido desde el principio”.

En esta línea, Puig considera que la posibilidad ofrecida por Sánchez supone que “por lo menos, ya tenemos una vía de respaldo jurídico” y de “seguridad jurídica” y se ha dado por satisfecho en primera instancia.

“Otra cosa es que se plantee con rigor y seriedad cómo hacemos frente a estas pandemias desde el punto de vista de la arquitectura jurídica; pero para las urgencias que estamos viviendo, ya tenemos cobertura para limitar algunos derechos constitucionales”, ha manifestado.

 

 

Comentarios de Facebook