Quantcast

El Principal de Valencia hace un “acto de justicia” a Manuel Molins

El Teatro Principal de València estrena este viernes el espectáculo ‘Poder i santedat (Els Àngels de Sodoma)’, una visión “espectacular” de esta obra de Manuel Molins que tiene “como eje la libertad” y con la que se realiza un “acto de justicia cultural” con el reconocido dramaturgo, ya que es la primera vez que una de sus creaciones que se representa en un gran formato como este en la sala pública.

Así se ha destacado en la presentación del montaje, a la que han asistido el director del Institut Valencià de la Música (IVC), Abel Guarinos; el autor de la obra, Manuel Molins; el director teatral Paco Azorín; el director de movimiento, Martos de la Vega; la actriz Marta Sentandreu y el director adjunto de Artes Escénicas del IVC, Roberto García.

Durante la rueda de prensa se ha realizado, además, una defensa “de la diversidad” ante las críticas que ha provocado entre algunos colectivos que han visto un “ataque” a los sentimientos religiosos.

De hecho, la asociación de Abogados Cristianos solicitó medidas cautelares a un juzgado de instrucción de València para pedir la retirada de la obra por considerar que “ofende a los sentimientos religiosos”. Fiscalía, por su parte, pidió que se desestimara esta solicitud, según han confirmado a Europa Press fuentes del ministerio público.

La obra, Premi Octubre de teatro Pere Capellà 2017 y que en esta versión coproducen el IVC y la Diputación de Valencia, se centra en el juicio a un joven, Lucho Pacelli, de familia rica y vinculada al Vaticano, quien, tras salir del seminario y antes de ordenarse sacerdote, empieza a investigar y descubrir, junto a un grupo de amigos, entre ellos una teóloga, una serie de cosas que no le gustan: corrupción, abusos, pederastia. Además de entrar en una crisis de identidad, son acusados de atacar a la Iglesia y la religión.

Manuel Molins ha aseverado que es un “defensor del teatro documentado” y, por ello, “todo lo que se dice en la obra está documentado”. “La libertad tiene una condición: la verdad”, ha sentenciado.

En el programa de mano, Molins explica que “este texto se mueve en el ámbito de la libertad porque ha indagado sobre la verdad plural y asume el riesgo de presentar toda una serie de temas demasiados vivos rehuyendo el escándalo o la denuncia fácil”. Apunta que “la historia se concentra en el Vaticano como podría situarse en otro lugar.

Pero este estado es especialmente significativo para ser el centro espiritual del catolicismo mundial, a la vez que un nido de noticias contrarias a la fe y un enjambre de juegos de poder contrarios a la santidad”.

El dramaturgo, que se ha declarado católico, ha citado a los evangelistas para invitar a todo aquel que lo desee a “venir y ver” la obra y, “después, pensar lo que quiera”. “Pero que no digan mentiras”, ha reclamado Molins, que ha querido recordar a Abogados Cristianos que él “también tiene derecho a su libertad religiosa” y que es católico y a él “no le representan”.

Sobre esta cuestión, el director adjunto de Artes Escénicas del Institut Valencià de Cultura (IVC), Roberto García, ha recalcado que , “además de ser una obra de uno de nuestros grandes autores, ‘Poder i santedat’, ayuda a mejorar el mundo”.

“En el actual estado de abolición de la verdad –ha continuado– a causa de la toxicidad de las redes sociales o de la simplificación pueril del debate, la obra de Molins dialoga con nuestro presente desde una mirada valiente, compleja y haciendo un canto al amor y a la diversidad”.

“TRADUCE EL ALMA DEL AUTOR”

Ha agregado que, a la hora de escoger una pieza de la producción de Molins para producir, escogió esta porque “traduce el alma del autor”.García ha reconocido que en las conversaciones previas entre Molins, el director de la obra, Paco Azorín, y él mismo contemplaron la posibilidad de que se produjera algún tipo de reacción, pero ha instado a recordar otras producciones del IVC que también han apostado por generar debate, entre las que ha citado ‘Valenciana’, ‘Els nostres’ o ‘Tot explota’.

Abel Guarinos ha abundado en que “la programación en València, de Castelló y de Alicante de ‘Poder i santedat’ es un acto de justicia cultural con uno de los dramaturgos más prolíficos de las artes escénicas valencianas de todos los tiempos, que entra por primera vez como Dios manda en el Principal de València”.

Paco Azorín ha sido el encargado de llevar a escena este montaje, uno de los textos más complejos a los que, según ha dicho, se ha enfrentado: “Es una obra inabarcable que habla de todo, de la situación moral, política, ética… Es una enmienda a la totalidad, un obús a los pilares fundamentales del ser humano. A partir de ahí, construye una utopía y eso es muy bonito”.

Azorín ha creado también la escenografía y la iluminación –esta, junto a Ximo Olcina– del espectáculo –que reduce a dos horas y media el texto original– con una estética contemporánea.La banda sonora es de Damian Sánchez y el vestuario de Pascual Peris.

EQUIPO ARTÍSTICO

El director ha agradecido la entrega de todo el equipo artístico, técnico y de producción y de los actores, El reparto está integrado por Borja López Collado, Victoria Salvador, Andrés Navarro, Pep Sellés, Joan Daròs, Lucía Aibar, Isabel Rocatti, Rafael Calatayud, Bruno Tamarit, Marta Santandreu, Àngel Fígols, Arantxa Pastor, el músico Guillem Duquette y el reconocido cantante y ‘freestyler’ Errecé.

Una de las actrices, Marta Santandreu, que da vida a una víctima de abusos sexuales, ha considerado que “es hora de contar la verdad y de dar voz a estas personas desde el respeto a la fe y a la religión”.

‘Poder i santedat’ se representará en el Teatre Principal de València hasta el 8 de noviembre y, posteriormente, estará en el Teatre Principal de Alicante el 5 de diciembre y en el Principal de Castelló el 13 de diciembre.

Comentarios de Facebook