Quantcast

Presos del 1-O lamentan sus 1.000 días de prisión y aseguran seguir firmes en sus convicciones

Cuatro de los líderes independentistas condenados por el 1-O han recordado este domingo que llevan 1.000 días en prisión, y han afirmado continuar firmes en sus convicciones.

El exconseller de Presidencia Jordi Turull ha dicho en un tuit recogido por Europa Press que tiene “las convicciones y los compromisos más sólidos que antes de entrar” en la cárcel.

En la misma línea, el exconseller de Territorio y Sostenibilidad Josep Rull asegura en otro tuit que los procesados por el 1-O se mantienen “tercamente alzados” y que cree que juntos ganarán la libertad de Cataluña porque, en sus palabras, la esperanza es más poderosa que el miedo.

Y la exconsellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias Dolors Bassa dado las gracias por un vídeo que ha recibido “con palabras de ánimo” en sus mil días de prisión.

ROMEVA: “LAS IDEAS INSOBORNABLES PERSISTEN”

Para el exconseller de Acción Exterior de la Generalitat, también condenado por el 1-O, la noche número mil ha sido igual que las anteriores: “Nada ha cambiado. Las ideas, insobornables, persisten” así como todas las metas políticas que perseguía antes de ser condenado.

En un artículo de opinión en ‘El Punt Avui’, recogido este domingo por Europa Press, Romeva se imagina los próximos mil días de prisión igual que los que ya ha pasado, trabajando “para convertir el republicanismo soberanista en una alternativa todavía más atractiva”.

Sostiene que “no hay camino para la república; la república es el camino” y se compromete a seguir recorriéndolo con convicción, exigencia y responsabilidad.

BUDÓ, CALVET y PUIGDEMONT

La consellera de Presidencia, Meritxell Budó, que ha calificado los mil días de “injusticia, de lucha y de compromiso” y ha asegurado que siempre estará con los exconsellers presos.

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, ha pedido amnistía para los presos e independencia, y ha defendido que los mil días de prisión han reforzado sus convicciones, “sin ninguna renuncia”.

Por su parte, el expresidente de la Generalitat y presidente de JxCat, Carles Puigdemont, ha calificado esos días de injusticia: “Mil días robados a sus familias, separados de los amigos y de sus actividades. Pero mil días de firmeza y compromiso”.

Comentarios de Facebook