Quantcast

El PP pide reprobar a Iglesias por “no defender la democracia”

El PP ha defendido este miércoles en el Congreso la reprobación del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, como primer “instigador” de los ataques a la Corona y ha pedido que se le censure por “no defender la democracia”, una iniciativa que han rechazado tanto el PSOE como Unidas Podemos y las formaciones nacionalistas e independentistas, que han coincidido en afear al PP que cada vez se parezca más a Vox.

Estas peticiones al PP para que deje de hacer seguidismo de los Santiago Abascal se han escuchado a una semana del debate de la moción de censura promovida por este partido contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Ha sido durante la discusión de la moción presentada por los de Pablo Casado para que el Congreso repruebe a Iglesias y pida también el cese del ministro de Consumo, Alberto Garzón, por acusar al Rey de haber roto la “neutralidad” y de “maniobrar” contra el Gobierno.El texto será sometido a votación este jueves, pero sólo han avanzado su apoyo el PP, Vox, Ciudadanos, UPN y Foro Asturias.

El secretario general del Grupo Popular, Guillermo Mariscal, ha defendido que el líder de Podemos debe ser reprobado y el de Izquierda Unida cesado no por ser “comunistas” –la ideología, en su opinión, “más letal”– sino por “no defender la democracia, atacar la Constitución desde el Consejo de Ministros y ser cómplices de la campaña de acoso a los jueces que les investigan”.

REVOLUCIONARIOS DE SALÓN, BOLCHEVIQUES IRREDENTOS…

Tras reprochar a ambos que no hayan tenido el “coraje” de asistir al debate, les ha acusado de “querer llevar a España a la peor versión de si misma” y ha apelado a la bancada socialista para que “presten servicio a la democracia” apoyando la moción contra dos “revolucionarios de salón” que ahora están en el Consejo de Ministros dirigiendo un “embate rupturista contra las instituciones del Estado”.

Desde Vox, su diputado José María Sánchez ha definido al Gobierno como “desleal a España y al jefe del Estado” y a Iglesias como un “bolchevique irredento y confeso” que ha “promovido acciones de lesa patria” al “estimular” desde el Gobierno “acciones contra la Corona”.

En nombre de Ciudadanos, Edmundo Bal ha coincidido con Mariscal en reprochar a Iglesias y Garzón que hayan incumplido su promesa de ejercer sus funciones de ministros con “lealtad la Rey”. “¿Dónde está esa conciencia, dónde ese honor?, ha preguntado Bal, quien como el PP y Vox ha cargado contra el PSOE y Unidas Podemos por la reforma exprés del sistema para la elección de vocales del Consejo General del Poder Judicial.

El diputado de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, y el de UPN Sergio Sayas, ambos socios electorales del PP, también han avanzado su apoyo a la reprobación y han dedicado críticas al PSOE por tolerar la actuación de Iglesias y Garzón.

En contra de la reprobación se ha posicionado el resto del hemiciclo. Así, el presidente del grupo Parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha acusado al PP de “intentar recuperar el poder a cualquier precio incluso, por vías no democráticas” y de usar a los jueces contra Podemos. “Ya no hay ruido de sables, hay ruido de togas”, ha dicho.

Tras señalar que en la “foto de Colón faltaba Felipe VI”, ha apuntado que si la Princesa Leonor no logra reinar será más por la “torpeza” de los monárquicos que por los “aciertos” de los republicanos. “El horizonte republicano hoy está más cerca que ayer”. “Primer aviso”, ha concluido.

PSOE: SON “MENTIRAS”

De su lado, la socialista Rafaela Crespín ha rechazado las “mentiras” que, a su juicio, ha vertido el PP contra el Gobierno. “Son lo más antagónico que existe al espíritu de la Constitución”, le ha dicho a Mariscal, subrayando que el Ejecutivo defiende el pacto constitucional mientras que el PP incumple la Carta Magna al no renovar el CGPJ.

Oskar Matute, de EH Bildu, ha elogiado a Iglesias y Garzón por atreverse “a mantener bien alta la dignidad republicana”. Como un “teatro” ha definido la iniciativa del PP la diputada de Junts Miriam Nogueras, mientras que desde ERC, Marta Rosique ha lamentado que los de Pablo Casado se “dejen llevar por la extrema derecha de Vox” y abogue por “eliminar a los que piensan como ellos en vez de dialogar con ellos”.

También el peneuvista Joseba Agirretxea, ha recomendado al PP que deje de “mirar por el retrovisor” a Vox con iniciativas que rezuman “amargura política y mucha bilis” y propuestas para “obligar a los ciudadanos a sentir o ser algo aún en contra de su voluntad”. En la misma línea, el diputado del BNG Néstor Rego ha acusado al PP de pretender “coartar la libertad de opinión cuando no coincide con sus postulados”.

Comentarios de Facebook