Quantcast

Pérez Gellida baja literalmente a las cloacas de Valladolid para planear el “robo perfecto”

El escritor César Pérez Gellida ha descendido literalmente a las alcantarillas de Valladolid para planear el “robo perfecto” en ‘La suerte del enano’, su nueva novela, la cual sale a la venta este jueves, 5 de noviembre.

En ‘La suerte del enano’, una misteriosa cabeza pensante conocida como ‘El Espantapájaros’ prepara el robo de ‘El martirio de San Sebastián’, de Alonso Berruguete, en el Museo Nacional de Escultura a través del alcantarillado de la capital vallisoletana, para lo que cuenta en su equipo con un exminero, un pocero y un sicario.

Lo que se contemplaba como un trabajo “limpio”, se complica con varios muertos y la desaparición de la talla robada. Frente a este grupo criminal se encuentra la inspectora Sara Robles, jefa del Grupo de Homicidios de Valladolid, quien se convierte así en la primera protagonista femenina de las novelas de Pérez Gellida, quien ya en anteriores trabajos había dibujado personajes de mujer con un gran peso en la trama como Erika Lopategui.

Para componer este relato, el autor ha descendido literalmente a las cloacas de Valladolid, ya que recorrió el colector de aguas residuales de la ciudad y las angostas galerías del subsuelo urbano en compañía de profesionales de este ámbito, según ha informado Suma de letras, sello responsable de la edición de este libro, a través de un comunicado.

A medida que avance la trama, el lector irá descubriendo la sombra de una mafia rusa que se sirve de la posterior venta de estas obras de arte robadas para blanquear dinero y su deseo de no dejar testigo hará aumentar el número de fallecidos fuera de lo normal para una ciudad como Valladolid.

La historia de este grupo criminal afincado en la Costa del Sol y la del ladrón y falsificador Espantapájaros avanzarán de la mano, cuando no se entrecrucen por las casi 600 páginas de la novela.

EL AUTOR

César Pérez Gellida nació en Valladolid en 1974. Es licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid y máster en Dirección Comercial y Marketing por la Cámara de Comercio de Valladolid.

Desarrolló su carrera profesional en empresas vinculadas con el mundo de las telecomunicaciones y la industria audiovisual hasta que, en 2011, decidió dedicarse en exclusiva a su carrera de escritor. Irrumpió en el mundo editorial con ‘Memento morí’, que obtuvo el premio Racimo de literatura 2012.

Constituía la primera parte de la trilogía ‘Versos, canciones y trocitos de carne’, que continuó con ‘Dies irae’ y se cerró con ‘Consummatum est’ y por la cual le fue otorgada la Medalla de Honor de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses 2014 y el Premio Piñón de Oro como vallisoletano ilustre.

En 2015 publicó ‘Khimera’, su cuarta novela, y en 2016 inició su segunda trilogía, ‘Refranes, canciones y rastros de sangre’, con ‘Sarna con gusto’, a la que siguió meses después ‘Cuchillo de palo’ y que cerraría en marzo de 2017 ‘A grandes males’.

Con la aparición de ‘Konets’, en noviembre de 2017, enlazó ambas trilogías y ‘Khimera’, poniendo un magnífico broche que servía de colofón y ataba todos los cabos que dejó sueltos en sus tramas precedentes.

Posteriormente, publicó las obras ‘Todo lo mejor’ y ‘Todo lo peor’, ambientadas en el Berlín de los años ochenta, que servían al tiempo como incursión en el thriller de espionaje de la Guerra Fría y como ‘flashback’ para comprender mejor el origen de alguno de sus personajes habituales.

Comentarios de Facebook