lunes, 21 septiembre 2020 9:37

Pensionistas vascos piden en Bilbao soluciones a la situación en residencias y mantienen su defensa de pensiones dignas

El Movimiento de Pensionistas de Bizkaia han advertido, durante la manifestación celebrada este lunes en Bilbao, de que “en la situación sanitaria actual” los pensionistas “no han puesto en primer lugar, ni mucho menos” la defensa de las pensiones frente a lo ocurrido en las residencias, la sanidad publica o los servicios sociales”, pero su intención es “que no se olvide o se dilate indefinidamente una respuesta a sus demandas”.

Así lo ha expresado uno de sus representantes, Jon Fano, al inicio de la marcha organizada en la capital vizcaína, a la que han acudido, según sus organizadores, 4.000 personas. Los manifestantes han recorrido un itinerario que ha partido a mediodía de la Plaza Moyúa y ha concluido en el kiosco del Arenal entre 45 minutos y una hora después. La marcha, que ha exhibido la habitual pancarta en la reclaman una pensión digna mínima de 1.080 euros, ha desfilado entre música de txistus.

Los manifestantes, que han partido en cuatro hileras a lo largo de la calzada, han mantenido las distancias de seguridad y lucían las correspondientes mascarillas, mientras coreaban los habituales lemas del movimiento: “fuera ladrones de las instituciones”, “gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden” o “así, así ni un paso atrás”.

En la protesta también han participado representantes de otras localidades vizcaínas, tanto de la Margen Derecha como Izquierda, así como de otras comarcas. Asimismo, ha tomado parte una representación de Bilboko Konpartsak, quienes luciendo sus blusas correspondientes, han querido solidarizarse con el colectivo en favor de “unas pensiones dignas y en pro de la sanidad y servicios públicos en lo que hubiese sido el lunes de Aste Nagusia”.

Al término de la manifestación, los participantes se han dispuesto en círculo en torno al kiosco del Arenal, donde se ha leído un comunicado, en euskera y castellano, y se ha cerrado el acto con la interpretación a cargo de los txistularis del “Txoriak, txori”, escrito por Joxean Artze y popularizado por Mikel Laboa.

“Si alguien tenía alguna duda, pese a las dificultades que nos estamos encontrando, ambientales y de otro tipo, entre ellas el miedo que se ha extendido y de las advertencias, este lunes hemos asistido a otra bonita manifestación que ha sido una expresión de la voluntad del movimiento de pensionistas de Euskadi de seguir adelante con sus demandas”, ha manifestado Jon Fano.

Además, ha reiterado que el movimiento exige “responsabilidades, medidas y soluciones para la situación en las residencias y en la atención a mayores” pero, al mismo tiempo, considera que “la pandemia no puede ser excusa para dejar a un lado u olvidar las demandas que tienen pendientes con respecto a las pensiones”.

En este punto ha insistido en que, “el foco está hoy en mostrar la solidaridad con todos los familiares que han tenido fallecidos durante esta crisis y con todos los servicios de atención”. Sin embargo, ha dicho que, “al mismo tiempo, y que no quede ninguna duda de ello”, sin “anteponer en primer lugar ni mucho menos la defensa de las pensiones”, no desean “que se olvide ni se margine ni se dilate indefinidamente una respuesta a las demandas que planteadas desde el colectivo de pensiones”.

PREOCUPACIÓN POR RESIDENCIAS

Andrea Uña, en la lectura del comunicado final, tras felicitar a los asistentes por una demostración de que “la calle y la lucha es nuestra”, ha recordado que “nadie tiene más interés que ellos en defender nuestra salud y ésta es una de nuestras reivindicaciones básicas.

“Por eso seguimos denunciando que seis meses después del inicio de la pandemia las residencias de personas mayores dependientes sigan sin ser un lugar seguro y se sigan sin adoptar las medidas de prevención, seguimiento de la evolución de la pandemia, adecuación habitacional, mejora de condiciones laborales e incremento de personal necesarias para ello”.

Por ello, ha reiterado que la pandemia “tampoco puede ser la excusa” para que sus “exigencias en defensa del sistema público de pensiones y pensiones públicas dignas se olviden” y se siga sin derogar las reformas laborales y de pensiones “que las deterioran”.

La representante del colectivo ha recalcado que la manifestación ha sido organizada “porque hoy tenemos los mismos motivos que hace dos años para hacerlo pero más ahora por esta situación agravada por la pandemia, con residentes confinados y sin visitas, mientras se siguen dando contagios, algo que, al principio, se podía entender”.

“Que ahora siga habiendo fallecidos no lo podemos entender, y por eso salimos a la calle, por nuestras demandas, y porque tenemos que estar más que nunca en la calle”, ha concluido.