martes, 22 septiembre 2020 20:08

El Gobierno avisa a Torra de que los tribunales actuarán si no acepta una eventual inhabilitación del Supremo

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha advertido este miércoles al presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, de que la Justicia actuará en caso de que el Tribunal Supremo confirme su inhabilitación y él no acepte esta decisión, un escenario ante el cual el PP ha garantizado su apoyo al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

En rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, donde Sánchez se ha reunido con el líder del PP, Pablo Casado, la portavoz del Gobierno ha afirmado que el presidente catalán tendrá que “responder ante la Justicia de sus propios actos”.

“El señor Torra sabe que cuando alguien no cumple con la legalidad vigente, directamente rinde desobediencia y se tiene que enfrentar a los tribunales de Justicia”, ha dicho sobre la posibilidad de que se niegue a apartarse del cargo aunque se lo ordene una sentencia.

Por su parte, Casado ha indicado que, durante su encuentro con Sánchez, le ha transmitido que “cuenta con el apoyo del PP” en el caso de que Torra no acate el fallo del Supremo.

EL PP APOYARÁ MEDIDAS ANTE POSIBLES PROTESTAS

Asimismo, ha asegurado el respaldo de los ‘populares’ si, con motivo de la Diada del 11 de septiembre y el aniversario del referéndum del 1 de octubre de 2017, el independentismo organizara en Cataluña manifestaciones o protestas que supusieran una “temeridad” en el contexto de la pandemia del coronavirus o que “condujeran a un problema constitucional”.

“Tiene a los diputados y senadores del PP para apoyarle en cualquier medida que preserve el orden constitucional y la legislación vigente”, ha afirmado el líder de la oposición en rueda de prensa.

Torra, que está a la espera de conocer la decisión del Tribunal Supremo, fue condenado en diciembre de 2019 por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña a un año y medio de inhabilitación. Lo consideró culpable de un delito de desobediencia por haberse negado a retirar, en periodo electoral, una pancarta independentista colgada en la fachada del Palau de la Generalitat.

El presidente catalán pidió el pasado lunes a los partidos independentistas que no presenten otro candidato en el Parlament para investir a otra persona que le sustituya si es inhabilitado por el Tribunal Supremo. Respecto a la futura sentencia, indicó que ya ha desobedecido en dos ocasiones y que no cree que sea la última vez que lo haga.