Compartir

Un niño de nueve años de edad de Granada se ha convertido en todo un ejemplo al decidir donar todo el dinero que le regalaron en su comunión a otros niños enfermos de cáncer. El pequeño le dijo a su madre que tenía de todo y quería “ayudar a otras personas”.

La celebración tuvo lugar este sábado 26 de mayo y el menor recaudó 1.030 euros, una ‘pequeña fortuna’ que ha ido a parar a la Asociación Relevos Por la Vida, contra el Cáncer Juvenil.  El dinero se convertirá en unas “gafas de realidad virtual con consola para que los niños y adolescentes que están en tratamiento oncológico en Granada se entretengan”.

La bonita historia la ha divulgado el juez de menores de Granada, Emilio Calatayud,  conocido como ‘Juez Calatayud’, a través de su blog, en el que que sitúa al pequeño como todo un símbolo a seguir: “Si imitamos a Iñaki el mundo será mejor de lo que es”.