Quantcast

Directores de instituto lamentan la falta de consenso tras la aprobación de la ‘Ley Celaá’

La Federación de Asociaciones de Directivos de Centros Educativos Públicos (FEDADI) ha lamentado este jueves “la falta de consenso y la consiguiente falta de estabilidad” para el sistema educativo español.

Así lo ha explicado a Europa Press el presidente de Fedadi, Raimundo de los Reyes, después de que el Pleno del Congreso haya aprobado el dictamen de la Comisión de Educación y FP sobre la LOMLOE, la reforma educativa también conocida como ‘Ley Celaá’, con los votos a favor del PSOE, Unidas Podemos, ERC, PNV y Más País.

“Desde la consideración de que la derogación de la LOMCE resulta necesaria y urgente, queremos apostar e instar a los representantes de la ciudadanía, sea cual sea su ámbito o escenario de representación, por un trabajo futuro encaminado a que no haya más reformas de la ley de educación que salgan adelante sin el respaldo de un acuerdo ampliamente mayoritario y con el compromiso de su mantenimiento en el tiempo”, ha declarado.

En este sentido, ha explicado que quienes están “en el día a día de la docencia” necesitan diseñar sus proyectos de trabajo “sabiendo que el margen para la consecución” de sus objetivos “va más allá del siguiente cambio de gobierno”.

“La estructura del sistema, inalterado desde la LOGSE, debe ser sometida a una profunda revisión, con la extensión hasta los 18 años de la edad obligatoria, la reducción de la actual ESO y la ampliación de cursos en Bachillerato o FP, el propio título de Secundaria que no existe en la mayoría de los países de nuestro entorno, el establecimiento vías de segunda oportunidad y la revisión de la repetición como herramienta”, ha precisado.

A su juicio, son cuestiones “de verdadero calado” que, atendiendo a los estudios e informes sobre educación, “deberían formar parte protagonista del debate en lo sucesivo, mucho más que las cuestiones que ahora se airean”.

Por otra parte, en cuanto a las novedades que introduce o recupera el nuevo texto, ha destacado que “son sin duda encomiables las que responden a las necesidades que el paso de estos años ha sumado a la tarea educativa, como las derivadas de la agenda 2030, las que introducen previsiones de cara a futuros escenarios de emergencia o el combate de la brecha digital, entre las primeras, o la recuperación del consejo escolar como órgano de gobierno y de los programas de diversificación curricular entre las segundas”.

También considera “importante la apuesta por la equidad real del sistema, equiparando requerimientos y respuestas exigibles a todos los tipos de centros que se sostienen con el erario público”, y “priorizando la atención a las demandas y necesidades de la población con la herramienta pública”.

No obstante, ha añadido que “en el debe” del nuevo texto habrá que anotar “el escaso avance en la incentivación y mejora de la profesión docente y particularmente en la profesionalización del ejercicio de funciones directivas, así como en el establecimiento de principios de transparencia, elementos esenciales para avanzar en la autonomía de los centros, también señalada como factor necesario para la mejora del sistema educativo en incontables textos de referencia, y que hasta ahora es poco más que una falacia”.

Comentarios de Facebook