Quantcast

Consideran dañino el rechazo del Congreso al decreto de remanentes

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, ha lamentado que el Pleno del Congreso haya rechazado este jueves convalidar el decreto ley que recoge el acuerdo de este órgano para la cesión al Estado de los remanentes municipales, lo que ha considerado “dañino” para los municipios.

En declaraciones remitidas a los medios, el alcalde de Vigo ha afirmado que la decisión la Cámara Baja es “una mala noticia”. “Los ayuntamientos lo que pretendíamos era tener recursos para nuestros ciudadanos. Íbamos tener ingentes cantidades de recursos y ahora no tenemos nada”, ha reprobado.

En esta línea, ha señalado que la decisión del Congreso “le acaba de costar a los ayuntamientos de España 15.400 millones de euros”, 10.000 millones de sus remanentes, 5.000 millones que otorgaría el Gobierno a los que pusiesen sus ahorros a su disposición y 400 millones a los que podría ascender el fondo de transporte incluido en el acuerdo.

Así las cosas, Abel Caballero ha señalado que “ahora (los remanentes) están en los bancos”, a los que ha remarcado que los ayuntamientos “están pagando” para que almacenen su “dinero cautivo”. Además, ha acusado al PP de liderar el rechazo al acuerdo alcanzado por la FEMP con el Ministerio de Hacienda “por razones políticas”, ya que, a su juicio, “solo pretendía derrotar al Gobierno de España”.

“Lo importante no es la victoria o derrota de grupos políticos en el Parlamento de España. Lo importante son los 47 millones de ciudadanos que estamos gobernando”, ha aleccionado el presidente de la federación municipalista. “Esta es la decisión que tomaron el PP, Ciudadanos y Vox y es enormemente lesiva para los ayuntamientos”, ha insistido tras concluir que este ha sido “un muy mal día para el municipalismo español”.

Adicionalmente, ha asegurado que la convalidación del decreto ley en Congreso habría permitido que el Ayuntamiento de Vigo dispusiese de 128 millones de euros para invertir en los próximos años. Por ello, ha instado al BNG y al PP, que cuentan con representación en la corporación local, a explicar “por qué votaron en contra de los intereses de la ciudad” en la Cámara Baja.

En concreto, el texto ha sido tumbado por 193 votos en contra, frente a 156 síes, los que suman los dos partidos que integran el Gobierno, y el del diputado de Teruel Existe Tomás Guitarte, quien votó telemáticamente a última hora del miércoles pensando que el texto saldría adelante al aceptar la mayoría de grupos la propuesta que les hicieron llegar desde Hacienda durante la tarde.

El Ministerio que dirige María Jesús Montero alcanzó apenas horas antes de la votación un acuerdo con sus socios de Unidas Podemos que ha permitido el apoyo de los morados y sus confluencias.

Comentarios de Facebook