Quantcast

Conseller de Interior asegura que “Trapero tiene la opción de volver” al frente de los Mossos

El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, ha asegurado que el mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero “tiene la opción de volver” al frente de la policía catalana, tras haber sido absuelto por la Audiencia Nacional por la actuación del cuerpo en el 1-O.

En una entrevista en ‘Elnacional.cat’ recogida este domingo por Europa Press, ha propuesto declarar “nulo el 155” y volver al escenario que había antes de su aplicación en Cataluña, con la restitución de Trapero.

Sàmper ha dicho que está convencido de que en los próximos días se reunirán para hablar sobre su posible vuelta, y ha defendido que “los cambios que pueda haber no tienen nada que ver con el trabajo hecho o no hecho por el comisario” jefe, Eduard Sallent.

En cuanto a la absolución del mayor Trapero y demás investigados por el 1-O, asegura que es también la de todos los Mossos, ya que la sentencia “deja bien claro que el cuerpo es modélico” y también que la Policía Nacional y la Guardia Civil, según él, no hicieron el trabajo como lo tenían que hacer.

UNIÓN DE LOS CUERPOS POLICIALES

Sàmper ha defendido una ley de la policía catalana que una a todos los efectivos de Mossos d’Esquadra y de policías locales bajo una única coordinación, y afirma que le gustaría “dejarla preparada para que en la siguiente legislatura se pudiera aprobar”.

Según el conseller, la unificación de ambos cuerpos elevaría hasta un 25% su eficacia: “Esto quiere decir que sin tener un efectivo más, con una coordinación integral de los dos cuerpos tendríamos aproximadamente 4.000 o 5.000 efectivos más sin tenerlos”.

CONSELLERIA DE INTERIOR

Dos meses después de su nombramiento como conseller, ha explicado que la Conselleria de Interior es muy compleja y supone gestionar cuerpos con muchos efectivos, “lo que implica mucho tiempo de estudio”.

“Me gustaría que esta Conselleria deje de ser una trituradora de consellers, porque se deben dejar muy claros los límites y las reglas de trabajo, y que el siguiente conseller lo tenga más fácil que mis predecesores”, ha dicho.

Y ha defendido trabajar para “hacer ver a la sociedad y a los Mossos que el orden público es aquella coexistencia de derechos fundamentales, por un lado, como puede ser la manifestación, la protesta, la huelga, y, por el otro, la integridad física y la seguridad de todos los catalanes”.

En este sentido, ha apostado por la técnica de la mediación, aunque reconoce que el número de efectivos policiales destinados a esta labor es todavía “reducido” y que debería multiplicarse, como mínimo, por tres.

Comentarios de Facebook