Quantcast

Colegios concertados y familias valencianas cuelgan lazos naranjas contra la ‘ley Celaá’

Unos 600 centros educativos centros concertados y 100.000 familias de la Comunidad Valenciana están llamados a exhibir este miércoles lazos naranjas en ventanas, balcones y fachadas contra la Ley Orgánica de Modificación de la LOE (Lomloe), la conocida como ‘ley Celaá’, al considerar que “nace muerta” y considera a la concertada como educación subsidiaria.

La Mesa por la Educación en Libertad, entidad cívica integrada por organizaciones representativas de toda la comunidad educativa, convoca este acto reivindicativo “ante la deriva que está tomando la reforma de la Ley Orgánica de Educación y las prisas con las que está actuando el Gobierno”, informa el Arzobispado de Valencia en un comunicado.

“Sacamos el color naranja para decir no a la reforma educativa: no al contenido y no a las formas”. “Ha sido un acto masivo desde la distancia que nos obliga e impone la seguridad sanitaria, pero ha estado abierto a toda la sociedad que ha querido participar”.

En esta línea, la organización ha solicitado a los grupos políticos la presentación de mociones en los ayuntamientos en defensa de un modelo educativo plural, libre e igualitarios, además de invitar a la sociedad civil a sumarse para frenar la reforma del Gobierno.

Una ley que, a su juicio, “nace muerta” y tendrá que ser enmendada por el Tribunal Constitucional. “Se está elaborando a toda prisa y pretende una planificación estatista de la educación, además de considerar a la educación concertada como subsidiaria. Y el empeño contra la educación diferenciada responde a objetivos ideológicos”, ha advertido el portavoz de la plataforma, Vicente Morro.

Para la Mesa por la Educación en Libertad, una educación que imponga el Estado no cabe en una sociedad democrática: “Exigimos pluralidad y libertad para poder elegir. El Gobierno pretende un control político de la educación, de toda la educación. Queremos consenso, y la paralización de la ley sería una muestra de consenso”.

Esta entidad está unida a la plataforma Más Plurales y participa de sus iniciativas. De momento tiene registradas ya más de 600.000 firmas: “600.000 ciudadanos que no están de acuerdo con la reforma educativa de Celaá, y eso es significativo. Eso significa que hay conciencia, pero tiene que haber más”. En los próximos días anunciará más acciones de protesta.

Comentarios de Facebook