Quantcast

Arrimadas arremete contra las “cacicadas” del Gobierno

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de intentar crear un “Ministerio de la Verdad” y ha asegurado que serán “implacables con las cacicadas” del Ejecutivo, entre las cuales también ha mencionado la pretensión de eliminar el castellano como lengua vehicular en los colegios de algunas comunidades autónomas. Al mismo tiempo, ha defendido que esta postura es compatible con pactar medidas frente a la crisis del coronavirus y ha adelantado que lo seguirán haciendo.

Refiriéndose al plan contra la desinformación detallado en una orden ministerial publicada este jueves en el Boletín Oficial del Estado, Arrimadas ha indicado que un Gobierno que ha dicho una “sarta de mentiras” pretende crear un “Ministerio de la Verdad”.

“Quieren controlar a los jueces, controlar la información y cargarse por ley el castellano en las escuelas, porque ya se lo cargaron hace mucho tiempo ellos (el PSOE) y el PP con mayoría absoluta”, ha denunciado en un encuentro telemático con afiliados de Cs junto al líder del partido en Cataluña, Carlos Carrizosa, y al portavoz en las Cortes Valencianas, Toni Cantó.

PACTAR PARA “SALVAR VIDAS Y EMPLEOS”

Arrimadas ha subrayado que Ciudadanos seguirá denunciando ese tipo de cuestiones y, a la vez, pactando con el Ejecutivo medidas para “salvar vidas y empleos” durante la crisis sanitaria, económica y social provocada por la pandemia.

“No hay ningún otro partido que esté haciendo las dos cosas”, ha afirmado, añadiendo que los españoles “no quieren tener que elegir” entre una cosa y la otra y por eso Cs tampoco va a elegir entre “ser contundentes y firmes con el nacionalismo y con las cacicadas” del Gobierno y llegar a acuerdos sobre medidas concretas. “Estamos donde tenemos que estar, en el centro, en la política útil”, ha insistido.

En su opinión, Ciudadanos ha actuado de forma “responsable” durante la pandemia “mientras otros se borraban de medidas que sabían que eran necesarias para salvar vidas”. Según ha afirmado, convencieron al Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos para que prolongara los ERTE y para garantizar una prestación por cese de actividad a los autónomos.

Ahora, según Arrimadas, Cs ha logrado que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado no incluya un IVA del 21% para la educación concertada y la sanidad privada o que no se fije un mínimo del 15% en el tipo efectivo que pagan las grandes empresas en el Impuesto sobre Sociedades, y también ha reclamado ayudas directas para pymes y autónomos.

Mientras otros partidos “se quejan pero no consiguen nada” y “se indignan con gritos pero están pensando en votos”, “nosotros, con seriedad” y “con un trabajo discreto, de hormiguita, ya hemos conseguido frenar muchas locuras en los Presupuestos”, ha argumentado.

EL PP NO GARANTIZÓ LA ESCOLARIZACIÓN EN CASTELLANO

A continuación, ha arremetido contra el PP por su posición ante la enmienda que el PSOE, Unidas Podemos y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) han promovido en el Congreso al proyecto de ley de educación del Gobierno para permitir la eliminación del castellano como lengua vehicular en los colegios de las comunidades que tienen otro idioma cooficial.

“Pero si con vosotros gobernando con mayoría absoluta ya se violaban los derechos de nuestros hijos en Cataluña y en otras comunidades”, ha espetado a los ‘populares’, recordando que cuando el Ejecutivo de José María Aznar pactó con el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, “ese atropello ya se empezaba a hacer de manera extraoficial” y actualmente “se produce cada día”.

Según Arrimadas, lo que pretende hacer ahora el Gobierno de Sánchez junto a Esquerra es blindar por ley que en determinados lugares no se pueda escolarizar a los niños en castellano. Ciudadanos, ha agregado, peleará “hasta el final” para que no se incluya en la ‘ley Celaá’ y, si se aprueba, acudirá al Tribunal Constitucional y a la Unión Europea.

Tras recalcar que Cs es “el único partido que no claudica ni claudicará ante el nacionalismo”, ha dejado claro que, en lo que se refiere a la defensa del castellano, nunca han “blandeado” ni se han “vendido por cuatro votos”.

La también portavoz en el Congreso de los Diputados ha rechazado la reforma educativa de la ministra Isabel Celaá porque, a su juicio, solo contiene “concesiones al separatismo, ideología y una gran sombrilla para tapar el fracaso escolar”, en vez de combatir este problema, acabar con la brecha digital o garantizar la calidad de la educación.

JUSTIFICA EL APOYO AL ESTADO DE ALARMA

Por otro lado, ha asegurado que Ciudadanos es una formación política “coherente” que ofrece desde la oposición la misma colaboración que pide a otros partidos en los lugares donde gobierna, como comunidades autónomas y ayuntamientos.

Asimismo, “somos útiles en Europa”, donde “vamos a frenar muchas de las cacicadas del Gobierno”, ha resaltado, apuntando que ya denunciaron el intento de reforma del sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial.

La presidenta del partido naranja también ha justificado el apoyo que dieron al estado de alarma en la votación de finales de octubre en el Pleno del Congreso, defendiendo que fueron responsables porque estaban en juego “vidas humanas”, mientras otros “ni están ni se les espera”.

“¿Os imagináis que votamos en contra o nos abstenemos, poniendo en peligro que pueda salir adelante el estado de alarma, cuando los presidentes autonómicos estaban pidiendo una herramienta para actuar porque el Gobierno de España no actúa?”, ha planteado, volviendo a reclamar al Gobierno central que “tome el toro por los cuernos” estableciendo medidas para toda España que frenen al virus.

CARRIZOSA Y CANTÓ RESPALDAN LA ESTRATEGIA

Por su parte, Carrizosa y Cantó han expresado su respaldo a la estrategia liderada por Arrimadas y han afirmado que la búsqueda de acuerdos es algo que caracteriza la actuación de Ciudadanos en toda España.

El líder de Cs en el Parlament y candidato a las próximas elecciones catalanas ha reivindicado “la sensatez, la moderación y el sentido de la utilidad” y ha subrayado que en Cataluña seguirán luchando contra las “lacras” del nacionalismo, la corrupción de los partidos independentistas y la exclusión del castellano en la educación.

Además, ha aprovechado para insistir en una coalición electoral de fuerzas “constitucionalistas” con el PP y el PSC como alternativa al nacionalismo para superar la crisis económica, “volver a unir a los catalanes y restablecer los vínculos con el resto de españoles”.

El portavoz en las Cortes Valencianas ha dicho que le satisface pertenecer a un partido que tiene “un lenguaje duro contra el nacionalismo y el populismo y que denuncia la corrupción y lo que hace mal Sánchez” y, al mismo tiempo, es capaz de pactar medidas con los gobiernos para que “no se suban los impuestos o los autónomos reciban ayudas”.

En relación con la política lingüística, Cantó ha censurado que en la Comunidad Valenciana se exija el conocimiento del valenciano a quienes quieren ocupar una plaza de médico. A su modo de ver, lo único que consiguen las “imposiciones” del nacionalismo es “empobrecer” a la sociedad.

Comentarios de Facebook