Quantcast

La SGAE recurrirá la autorización de Cultura a la nueva entidad de gestión SEDA

El Consejo de Dirección de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha acordado la interposición de un recurso contencioso-administrativo contra la resolución del pasado 31 de agosto del Ministerio de Cultura y Deporte en el procedimiento de solicitud de autorización para operar como entidad de gestión en España planteado por Sociedad Española de Derechos de Autor (SEDA).

“Lamentamos tener que haber tomado esta medida después de haber recuperado el diálogo y las buenas relaciones con el Ministerio de Cultura y Deporte, pero nos vemos obligados a tomar esta decisión en defensa de nuestros socios, de la propiedad intelectual en el sector de la música y del conjunto de la cultura de España”, ha explicado la entidad en un comunicado.

Desde la SGAE han alertado que la nueva entidad “carece” de plan de viabilidad y no dispone de los medios materiales para desarrollar su función, además de “no contar con el conocimiento propio de la gestión de la propiedad intelectual”.

Tal y como la sociedad de autores remarcó en su escrito de alegaciones en el seno del expediente administrativo, esta nueva entidad “cede gran parte de la administración de sus derechos a entidades extranjeras y pone en riesgo el sector cultural español”.

SGAE se ha mostrado sorprendida ante el hecho de que el Ministerio de Cultura haya podido conceder esta licencia de entidad de gestión en el ámbito musical “cuando un informe técnico objetivo y fundamentado, elaborado por la Subdirección General de la Propiedad Intelectual, máximo órgano competente, rechazaba precisamente esta posibilidad”.

“Queremos mostrar nuestra preocupación por las graves consecuencias que puede tener para el patrimonio cultural español y para el mercado europeo de las entidades de gestión y creemos que lejos de favorecer los intereses generales de la propiedad intelectual en la música, supondría un elevado riesgo para los titulares de derechos de autor y una gran inseguridad jurídica para los usuarios”, ha señalado.

El presidente de la SGAE, Antonio Onetti, ya se mostraba “sorprendido” en una entrevista con Europa Press la semana pasada de que a esta entidad “se la mire con lupa” mientras surgen nuevas sociedades como SEDA que nacen con “un plan de viabilidad que no es verosímil”.

“Sus estatutos no cumplen ni con la directiva europea ni con la Ley de Propiedad Intelectual y han aportado un plan que se basa que en dos años van a tener un 50% de cuota de mercado. Eso ninguna empresa que llega nueva a un sector en que ha habido una sola entidad puede alcanzarlo, es difícil de creer. Hay muchas deficiencias y me sorprende que se le haya concedido licencia en esas condiciones”, lamentó.

Onetti ve además “otro aspecto preocupante” para la nueva entidad de derechos musicales: su financiación “básicamente viene de entidades de gestión francesa e inglesa” y el reparto estará “subcontratado” con otra entidad francesa. “Eso es confiarle la gestión de nuestro patrimonio musical a una entidad francesa”, reiteraba.

LICENCIA PARA SEDA

La entidad de derechos de autor SEDA recibió el pasado 31 de agosto la licencia del Ministerio de Cultura y Deporte y ya puede operar, tal y como confirmó a Europa Press uno de sus fundadores, Manuel Recio (Patacho).

Desde la entidad se apuntó a que el Ministerio ha valorado tanto que los Estatutos de SEDA cumplen con los requisitos establecidos en la legislación como que se ha presentado un plan de viabilidad para “asegurar la eficaz administración” en todo el territorio español.

También añadió que la concesión de la licencia a SEDA “favorece los intereses generales de la protección de la propiedad intelectual”. SEDA se constituyó el pasado 5 de noviembre de 2019 y un mes después se presentó ante el departamento encabezado por José Manuel Rodríguez Uribes.

Patacho explicó que la idea inicial era la de haber obtenido la licencia antes del 30 de junio de 2020, para que varios de los autores que estaban en la SGAE –que administra derechos de autor musicales, sector al que está dirigida exclusivamente la nueva entidad– pudieran tramitar su baja.

Comentarios de Facebook