Compartir

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, justificó este miércoles la prórroga del estado de alarma durante otros 15 días, hasta el 11 de abril, “porque el aislamiento es indispensable para hacer frente al virus”. “Comparezco para pedir tiempo y para pedirles algo tan precioso en este tiempo como es la unidad y la lealtad”, afirmó.

“Estoy convencido de que la única opción eficaz contra el virus es el aislamiento social”, aseveró Sánchez desde la tribuna del Congreso durante su intervención para solicitar la autorización necesaria de la Cámara Baja para prorrogar el estado de alarma.

“Sé que no es fácil la medida de prolongar el estado de alarma y con él las medidas de confinamiento. No es fácil para el Gobierno solicitarlo y no es sencillo para sus señorías concederlo. Pero aún es más difícil para los ciudadanos asumirlo”, manifestó el presidente del Gobierno.

El presidente comenzó su intervención, que arrancó pasadas las 21.30 horas, recordando a los fallecidos por el coronavirus y trasladado apoyo a los familiares y a todos los que “luchan por su vida en los hospitales, y con quienes permanecen enfermos en sus casas. Ellos son la máxima prioridad de todos nosotros”.

Tras “once días” de estado de alarma, Sánchez señaló que se continúa en la “fase de mitigación” del Covid-19, por lo que “no ha habido ni un solo día, ni una sola hora ni un solo momento en los que este Gobierno y todas las administraciones, autonómicas o locales, hayan dejado de actuar, ni un solo momento”.

Sánchez reconoció que “para muchos” “el confinamiento, más que una medida de precaución puede suponer la intensificación de una pesadilla previa”, como a las mujeres maltratadas a las que se les obliga a convivir con los agresores; a personas que viven en infraviviendas, carentes de ventilación y de un espacio vital mínimo; o a personas con problemas psicológicos que ven rota su conexión con el mundo que les permitía una mínima estabilidad.

SACRIFICIO

“Conocemos también el sacrificio que la extensión del estado de alarma comporta para todos ellos y lo solicitamos para que también ellos y ellas protejan su salud y puedan aspirar a un mañana mejor que el ayer que venían soportando”, afirmó.

Pero se trata de una “situación de emergencia nacional” lo que vive el país porque lo único “imprescindible para vencer al virus es seguir privándole de su principal arma de difusión que son nuestros propios contactos sociales”, dijo el líder socialista.

Sánchez remarcó que la solicitud de la prórroga es para “ganar tiempo”, porque “es el tiempo el que permite la adaptación y la resistencia de nuestro sistema de salud, y es cuestión de tiempo que la ciencia encuentre tratamientos eficaces y desarrolle una vacuna que elimine el virus.

“No sólo tenemos que aplanar la curva en el menor tiempo posible, sino tratar de evitar olas futuras, esto es muy importante, hay que tratar de evitar olas futuras y adelantarnos a futuras amenazas”, señaló.

LEALTAD

El jefe del Ejecutivo pidió que se siga “trabajando con la máxima lealtad institucional”. “Preservemos la unidad como respuesta al sacrificio que pedimos a los ciudadanos que permanecen en sus casas. Preservemos la lealtad como respuesta a la valentía de quienes salen de sus casas para combatir el virus”.

En este sentido, solicitó a los responsables de los partidos que usen la política para la “unión” y que “ahuyentemos cualquier pensamiento mezquino o egoísta” porque “ningún responsable público está dotado de poderes sobrehumanos, pero tenemos la gran suerte de contar con la respuesta de una ciudadanía formidable y con el asesoramiento científico de los mejores profesionales. Solo nos falta agregar a esos dos factores nuestro espíritu de unión y nuestra voluntad de victoria”, remachó.

El presidente defendió este miércoles en el Congreso de los Diputados que “no ha habido ni un solo día en el que este Gobierno y todas las administraciones, autonómicas o locales hayan dejado de actuar”.

Enumeró las distintas medidas sociales y económicas adoptadas, resumidas en los hasta 200.000 millones de euros para proteger y asegurar a las familias, trabajadores, autónomos y empresas; así como las medidas sanitarias para el refuerzo de la salud pública con 2.800 millones de euros para las comunidades autónomas; y la movilización de 1.000 millones de euros de los Presupuestos Generales del Estado al Fondo de Contingencia, gestionado en este caso por el Ministerio de Sanidad.

El presidente sostuvo que “en todo momento” se han seguido las “recomendaciones” de los expertos sanitarios internacionales, de la propia Organización Mundial de la Salud y también del “extraordinario” equipo de profesionales del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias a quienes siempre agradeceremos su dedicación y su compromiso y, por supuesto, también a los organismos europeos.

Estas medidas han traído consigo, dijo, que la movilización de todos los representantes públicos sea “máxima” y que todos trabajen “unidos para ganarle la guerra al virus con” los más de 350.000 profesionales del Sistema Nacional de Salud que suponen “un orgullo nacional”.

A ellos sumó Sánchez el reconocimiento del total de 240.245 efectivos desplegados entre la Policía Nacional, la Guardia Civil, la Ertzaintza, los Mossos d ́Esquadra, la Policía Foral, la Policía canaria y las Policías locales.

Y a los 2.680 efectivos de las Fuerzas Armadas que, en más de 135 ciudades, están apoyando diferentes servicios sociales, la instalación e infraestructuras temporales y la realización tareas de reconocimiento de necesidades, distribución de alimentos y de desinfección de estaciones, aeropuertos, juzgados, hospitales y residencias de mayores.

(SERVIMEDIA)