Compartir

Pedro Sánchez, candidato a la investidura como presidente del Gobierno, aseguró este martes que en el Ejecutivo “no hay ninguna figura decorativa”, en respuesta a las palabras del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en las que le reprochó la oferta de ser “un mero decorado” de su gobierno de coalición.

Sánchez aprovechó su respuesta al diputado de Compromís, Joan Baldoví, para lanzar varios mensajes a Unidas Podemos, como que él tiene “otra forma de negociar” y no dice “las cosas en público”.

Reprochó así a Iglesias el intercambio dialéctico que se vivió en la tarde de este lunes, cuando el líder de Unidas Podemos le pidió que contara a la Cámara su oferta de gobierno, después de que rechazara todo lo que pedían y sólo le ofreciera a su partido ser un “decorado” del Ejecutivo.

“Si uno quiere dialogar no viene aquí diciendo lo que dijo, ni que son decorativas”, porque, añadió, “en el Gobierno no hay ninguna figura decorativa”, dijo Sánchez.

Tras estas palabras, el líder del PSOE manifestó que parece que quieren “entrar en el gobierno, poco menos, que para ser el guarda jurado del partido”.

El secretario general del PSOE insistió en que se ha “movido” desde su posición inicial, porque no aceptaba un gobierno de coalición y “ahora sí”.