Compartir

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, dijo este martes en el Fórum Europa que el adversario en las próximas elecciones autonómicas y municipales es el populismo, y pidió por ello al PP que “no se despiste”, porque el objetivo de ambos debe ser sumar fuerzas para evitar un acuerdo de los socialistas con Podemos y sus diferentes marcas o escisiones igualmente populistas.

Lo dijo en el citado encuentro informativo, organizado por Nueva Economía Fórum y donde presentó a la candidata de Cs a la Alcaldía de Madrid, Begoña Villacís, al reiterar la petición al PP para que, si se confirma que Ciudadanos queda por encima en Madrid en las próximas elecciones del 26 de mayo igual que en las últimas generales, sea el partido de Pablo Casado el que respalde a Ciudadanos para gobernar.

POPULISMO O LIBERALISMO

Rivera se mostró convencido de que en esas elecciones se libra una batalla intelectural, social y política, que es “populismo, o lo que es lo mismo, Carmena, o liberalismo, y lo que es lo mismo, Begoña Villacís”. “No nos calentemos, esas son las dos opciones”, insistió, o economía abierta o intervenida, o subida de impuestos o impuestos moderados, clases medias y trabajadores que se sientan partícipes del proyecto o un Madrid “paralizado” por el populismo y sus “animadversiones ideológicas y sectarias”, centrado solo en “tonterías, con perdón”, que son las que dividen y hacen “perder el tiempo” a los ciudadanos.

Aseguró que Madrid, tanto la Comunidad como el Ayuntamiento, es “una prioridad” para su partido, que afronta las elecciones con humildad “para pisar con los pies en el suelo” pero también soñando con el futuro y convencida de que ni la región ni la ciudad pueden estar gestionadas “por un grupo de gente que no se puede dar la mano entre ellos”, que protagonizan “escándalos cada día”. “Ya no sé cuántas marcas tienen ni quién se ha peleado con quién”, comentó.

Alertó, en ese sentido, de que el PP está “obsesionado” con Ciudadanos en vez de con frenar a los populistas, y frente a ello dijo que Ciudadanos no hablará mal de quien tiene que ser un “aliado”. Recordó que en 2015 los dirigentes de su partido demostraron ser “moderados, sensatos, responsables”, y ahora toca pedir al PP que haga lo mismo si en las autonómicas y municipales se confirman los resultados de las generales.

“Como alguno se despiste”, dijo, “va a llegar Podemos, nos va a machacar y nos va a freír a impuestos”, por lo que reiteró la petición al PP para que “no se equivoque de adversario”. El adversario es el populismo, alertó, y Ciudadanos es “la solución”.

VILLACÍS, “MADERA DE LÍDER”

Rivera elogió de Villacís su experiencia laboral fuera de la política, su capacidad para dirigir equipos y su conocimiento de la realidad de la ciudad que aspira a gobernar. Los madrileños, dijo, merecen una alcaldesa que prescinda de etiquetas y de esterotipos ideológicos para situar Madrid a la vanguardia del mundo. Además, es compañera, amiga, e imprime carácter y sello al equipo de dirección de Ciudadanos.

La definió como “energía pura” y contó que la conoció en una comida en Barcelona junto a José Manuel Villegas, después de la cual ambos comentaron que tenía “madera de liderazgo, energía, ganas” para representar la modernidad de Madrid, su mentalidad abierta, la suma de gentes llegadas de todos los lugares.

Entre los asistentes estaba el candidato de Cs a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, al que “se le está poniendo cara de presidente”, subrayó Rivera, y que forma con Villacís un “tándem ganador” no solo para Ciudadanos sino para todos los madrileños, a diferencia de equipos anteriores, como el de Alberto Ruiz Gallardón y Esperanza Aguirre, “que se mataban”.

(SERVIMEDIA)