Quantcast

Reyes Maroto, se opone a la nacionalización de empresas que sugiere Iglesias

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, mostró hoy su disconformidad con la apuesta que han hecho diversas formaciones políticas por la nacionalización de empresas en crisis como Nissan y Alcoa, porque considera que lo que tiene que hacer el Gobierno en estos escenarios es “acompañar” a la iniciativa privada en la búsqueda de soluciones alternativas.

En declaraciones a la Cope, recogidas por Servimedia, Maroto dijo el Gobierno “está ayudando mucho a las empresas” que atraviesan dificultades, y se ha visto en los dos últimos años en casos como el de Alcoa, “pero siempre que haya una iniciativa privada”, “el Gobierno lo que tiene es que acompañar”.

“En el caso de Nissan, vamos a trabajar con los sindicatos, el Ayuntamiento de Barcelona, Zona Franca y el conjunto del tejido industrial, para buscar la mejor colaboración público-privada que permita mejorar las capacidades productivas”, añadió.

La titular de Industria cree que detrás de la decisión del fabricante japonés de dejar España está únicamente el “repliegue” de Europa que ha decidido con sus socios de Renault y Mitsubishi ante las pérdidas que venía arrastrando en los últimos años.

La ministra no teme que un cierre como el de Nissan en Barcelona vaya a producirse también en el caso de otras grandes multinacionales presentes en España. “En este momento, creo que no, porque son plantas muy competitivas, y esa va a ser nuestra fortaleza; además del plan de reconstrucción europeo va a venir mucho dinero y lo queremos canalizar a sectores tractores como el automóvil”.

“MUCHÍSIMAS DUDAS”

Preguntada por Alcoa, volvió a hacer un llamamiento a la “corresponsabilidad” de la multinacional estadounidense en un momento delicado para la economía española, y que ayude a que se reconduzca el futuro de la planta de Lugo. También apeló a la Xunta de Galicia para que se “sume” al esfuerzo por una salida satisfactoria que impida el despido de centenares de trabajadors.

Maroto, que recordó que el Gobierno ha invertido 38 millones de euros en el futuro de esta empresa en España, reconoció que planean muchos interrogantes sobre la salida de Alcoa de las plantas de A Coruña y Avilés (Asturias) y la posterior venta que ha hecho.

“Estamos trabajando con Alcoa para conocer los términos de la venta, hay muchísimas dudas”, afirmó.

En relación con la puesta en marcha de un impuesto a las grandes fortunas, dijo que tanto este Gobierno de coalición como el anterior del PSOE siempre han defendido una fiscalidad justa en la que se revisen actividades del ámbito como el ecdigital que ahora no tributan, pero el debate de los impuestos no debe ser “pagan unos frente a otros, tiene que ser constructivo”.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook