Compartir

Este fin de semana y durante los primeros días de la próxima semana continuarán las lluvias generalizadas en buena parte de la península por el paso de sistemas frontales atlánticos que dejarán precipitaciones sobre todo en la vertiente atlántica.

La predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), recogida por Servimedia, indica que el sábado será un día lluvioso en general en tanto que el domingo será una jornada de transición. A partir del lunes las lluvias se concentrarán en Galicia, el Cantábrico y la meseta norte y cesarán en el área mediterránea mientras que las temperaturas irán subiendo de manera progresiva hasta el miércoles.

El sábado se mantendrán las bajas presiones en el Golfo de Cádiz lo que provocará una jornada lluviosa especialmente en el sur de la península, principalmente en el suroeste y en Andalucía pueden ser localmente fuertes con la descarga de tormentas sobre todo en la provincia de Málaga.

Estas tormentas se extenderán a buena parte de la vertiente atlántica, de las dos mesetas, especialmente a la meseta sur y, como consecuencia, será una jornada lluviosa en Castilla-La Mancha y Madrid. Asimismo, aunque con menor intensidad, también se espera lluvia en el este de Castilla y León, Navarra y La Rioja, así como, en menor medida, en el interior de la Comunidad Valenciana y Murcia.

La cota de nieve se situará en torno a los 1.200 y 1.500 metros y vuelven los bancos de niebla al interior así como las heladas nocturnas en zonas de la meseta norte, el sur de Aragón y el norte de Castilla-La Mancha, aunque en general serán débiles.

En cuanto a las temperaturas, subirán a lo largo de la jornada hasta situarse en valores normales para la época del año. Por debajo de los 10 grados en el norte y más suaves en el área mediterránea, donde pueden alcanzar los 15 grados.

DÍA DE TRANSICIÓN

Por lo que respecta al domingo, la jornada se distinguirá, en general, por los cielos enmarañados con nubes pero sin lluvias hasta la tarde noche en que descargarán sobre Galicia, donde llegará otro frente. Al final del día podrían registrarse lluvias fuertes en el oeste de la región y a lo largo de la tarde las precipitaciones podrían extenderse a Asturias y León.

El resto de España permanecerá sin lluvias aunque pueden aparecer bancos de niebla y volverán las heladas en la meseta norte y la cota de nieve se mantendrá entre los 1.200 y 1.500 metros y las temperaturas subirán un poco con respecto al sábado. Las más templadas se encontrarán a orillas del mediterráneo, en Valencia, Murcia y Málaga, donde rozarán los 20 grados de máxima, mientras la meseta norte será la zona más fría, con máximas de seis a ocho grados.

Finalmente, entre el lunes y el miércoles se registrará el paso de sucesivos sistemas frontales que afectarán sobre todo al norte y, como consecuencia, lloverá en Galicia, el resto de comunidades cantábricas y, de manera más débil, la lluvia también se puede extender a Castilla y León y el norte de Extremadura.

En el oeste de Galicia las precipitaciones pueden ser fuertes y persistentes pero en el resto del área norte, en general, serán más débiles y poco significativas y fuera de estas zonas continuará el ambiente seco y suave con algunas nubes pero sin lluvias.

Los vientos templados del sur y suroeste impulsarán un aumento de las temperaturas, que subirán en general y de forma progresiva y a mediados de semana ya no habrá heladas nocturnas prácticamente en ninguna zona.

El miércoles, las temperaturas se situarán por encima de los 20 grados en el Mediterráneo y el termómetro rondará los 20 en el cantábrico, donde el ambiente será bastante templado mientras que en la zona centro se acercará a los 15.

(SERVIMEDIA)