Compartir
Pol Turrents

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), alertan por altas temperaturas en gran parte de la Península y por la previsión de tormentas que afectarán al norte y el oeste peninsular.

La ola de calor afectará especialmente al País Vasco -que mañana podrá alcanzar los 41º grados en Vizcaya- y en Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Madrid, Navarra y La Rioja. Por su parte, las tormentas afectarán al norte y el oeste peninsular, así como a algunas zonas de Castilla-La Mancha y de Andalucía. El difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos aconseja, según las administraciones, mantenerse informado en todo momento de los cambios meteorológicos.

Ante las altas temperaturas, Protección Civil y Emergencias recomiendan limitar la exposición al sol, mantenerse en lugares bien ventilados, ingerir comidas ligeras y ricas en agua y sales minerales, beber frecuentemente o evitar ejercicios físicos prolongados en las horas centrales del día. Asimismo, para prevenir incendios forestales reclaman extremar las precauciones, prestar especial atención a las normas de la comunidad autónoma sobre prevención de incendios y periodos autorizados para realizar quemas de rastrojos o evitar arrojar cigarrillos, basuras y, especialmente, botellas de vidrio que hacen efecto lupa con el sol. En caso de verse sorprendido por un incendio, las autoridades recomiendan evitar penetrar en el monte o bosque e ir siempre por zonas de gran visibilidad y libres de combustible.

Por su parte, ante el riesgo de tormentas y las lluvias intensas recomiendan evitar las corrientes de aire en las viviendas y evitar correr y permanecer en lugares elevados, como los altos de las colinas, crestas o divisorias en caso de que la tormenta sorprenda en medio del campo.

Además, reclaman disminuir la velocidad y extremar las precauciones en la conducción, circular preferentemente por carreteras principales y autopistas y tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos. Si se encuentra en el campo, las administraciones recomiendan dirigirse a los puntos más altos y alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados.