Compartir

El responsable de Prisiones de Cataluña, Amand Calderó, anunció este miércoles en rueda de prensa que las Juntas de Tratamiento de las tres prisiones en las que están recluidos los nueve líderes independentistas condenados por sedición proponen a la Generalitat calificarles en segundo grado penitenciario, lo que les permitiría salir para trabajar o hacer voluntariado.

En una actuación inédita, Calderó hizo una comparecencia pública en la que defendió la profesionalidad de los integrantes de las juntas de tratamiento de prisiones e insistió en que sus decisiones están fundamentadas y se ajustan a los mismos criterios en todo el territorio nacional.

Explicó también que la decisión de elevar esta propuesta a las autoridades de la Generalitat, que la deben aprobar en un plazo de dos meses, se adoptó tras un “intenso debate” y “sin unanimidad”.

Calderó explicó de manera detallada el procedimiento para tomar esta decisión, insistió en que la condena a prisión no es “un castigo” sino una vía para rehabilitar al condenado y puntualizó que, en cualquier caso, la decisión última sobre la progresión de grado penitenciario está en manos de los jueces.

(SERVIMEDIA)