Quantcast

El PP se abre a negociar la renovación del CGPJ pero avisa al PSOE: “no es un mercadeo”

El responsable de Justicia del PP, Enrique López, ha señalado este lunes que su partido está dispuesto a negociar en septiembre la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Constitucional (TC), pero advierte de que el Ejecutivo socialista no debe confundir esto con el “mercadeo de puestos”. “Ahí no vamos a entrar”, ha apuntado, reclamando perfiles independientes.

En una entrevista en la Cadena Ser el consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid ha asegurado que el PP como partido con aspiraciones de Gobierno sabrá cumplir con sus obligaciones relacionadas con la renovación de estos órganos y ha afirmado que mantiene conversaciones con el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, al respecto.

Con todo, ha apuntado que la renovación debe contar con la aprobación del Congreso y del Senado, debe ser un acuerdo de los grupos parlamentarios, y dado que hasta septiembre no vuelve la actividad parlamentaria ordinaria, será entonces y no antes cuando se retomen esas obligaciones.

Al hilo, ha recordado que desde el PP se pretende que esa renovación se haga con el objetivo de “fortalecer la imagen del poder judicial, de su independencia”, y ha añadido que en ese campo los políticos tienen mucho que hacer, como buscar perfiles muy independientes.

LO DE DELGADO FUE UN MAL COMIENZO

Si bien ha querido lanzar un mensaje de optimismo, “los acuerdos siempre son posibles”, ha lamentado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, todavía no haya explicado la razón por la que nombró fiscal general del Estado a Dolores Delgado, después de que esta fuera ministra de su Ejecutivo y diputada.

“Mal empezamos y mal concilia con la idea del PP de fortalecer la imagen de de independencia del poder judicial”, ha señalado, para luego incidir en que, dado que “en España hay juristas competentes”, elegir a quien ha sido ministra y diputada “es inentendible”.

El mandato del órgano de gobierno de los jueces, de cinco años, caducó en diciembre de 2018. Entonces, PP, PSOE y Podemos llegaron a pactar para su Presidencia al magistrado del Tribunal Supremo Manuel Marchena, pero éste acabó renunciando a su candidatura después de que se filtrara un whatsapp del ‘popular’ Ignacio Cosidó presumiendo de que, con este juez al frente del CGPJ, se podría controlar la Sala Segunda del alto tribunal “desde detrás”.

El CGPJ lo componen 20 vocales, de los que doce son magistrados y jueces y los otros ocho son juristas de reconocida trayectoria propuestos por los partidos, y entre ellos eligen al presidente, un magistrado que a la vez presidirá el Tribunal Supremo. La mitad de los 20 vocales se votan en el Congreso y la otra mitad en el Senado, a razón de seis jueces y cuatro juristas en cada Cámara.

Comentarios de Facebook