Quantcast

PNV y EH Bildu critican el “despropósito” de la inhabilitación a Torra

PNV y EH Bildu han considerado que la inhabilitación del presidente catalán Quim Torra es “una agresión al autogobierno y un despropósito”, mientras que PSE y PP-Cs han recordado que las leyes se deben cumplir. Por su parte, Elkarrekin Podemos ha considerado la decisión del Tribunal Supremo “injusta y desproporcionada”.

En declaraciones a Radio Euskadi, los parlamentarios vascos han analizado la situación generada tras la decisión del Tribunal Supremo de confirmar por unanimidad el año y medio de inhabilitación del presidente de Cataluña Quim Torra por un delito de desobediencia.

En este sentido, la parlamentaria del PNV María Eugenia Arrizabalaga ha considerado que la sentencia del Supremo supone el “enésimo despropósito político y muy probablemente jurídico que se está produciendo contra todo el independentismo”.

Tras advertir de que se trata de “una grave agresión al autogobierno catalán”, ha insistido en que es un “ejercicio de deslegitiminación de la voluntad popular del pueblo de Cataluña”.

“El Supremo no solo ha inhabilitado a Torra, también ha vuelto a inhabilitar la voluntad democráticamente manifestada en las elecciones por el pueblo catalán. Para el Supremo, la democracia en Cataluña no tiene gran valor, más bien ninguno en cuanto no coincida con el parecer de los magistrados”, ha acusado.

Asimismo, ha criticado que el anterior gobierno de Cataluña “o bien está encarcelado o bien está en el exilio” y, por todo ello, ha aseverado que la calidad democrática del Estado español es “muy pobre”.

EH BILDU

Por su parte, el parlamentario de EH Bildu Iker Casanova ha sostenido que se trata de una “decisión política revestida de decisión jurídica” que representa una “agresión al autogobierno catalán y a la democracia”.

“El pueblo catalán no puede elegir el modelo de relaciones con el Estado porque se le impide antidemocráticamente, pero tampoco parece que pueden elegir el presidente que quieren tener porque desde el Estado se violenta esas decisiones”, ha argumentado.

A su juicio, en el fondo se trata de “un problema político al que no se quiere hacer frente de manera política” y ha considerado que el que haya un “impasse en el proceso independentista catalán no significa que las formaciones que lo defienden hayan perdido respaldo social, todo lo contrario”.

“El Estado español debe elegir si quiere tener un problema abierto y sangrante en Cataluña o quiere establecer un diálogo en pie de igualdad que resuelva el conflicto”, ha finalizado.

PSE-EE

Desde el PSE, el parlamentario Ekain Rico ha afirmado que el problema de Cataluña no es la sentencia del Supremo, sino que los independentistas “decidieran comportarse como si no hubiera no independentitas y un marco legal a respetar”.

“Las leyes te pueden gustar o no, pero si las hay se deben cumplir. Es como si nos planteáramos que cualquier ciudadano en el caso de que no le guste un impuesto lo dejara de pagar”, ha ejemplarizado.

No obstante, ha reconocido que la “solución en Cataluña” no pasa por los tribunales, aunque estos “no pueden dejar de actuar si entienden que se vulnera la ley”. “El problema se debe resolver con el diálogo entre diferentes y el respeto a la legalidad”, ha afirmado, para añadir por último que “Cataluña no es el espejo en que debe mirarse Euskadi”.

ELKARREKIN PODEMOS

Por su parte, el parlamentario de Elkarrekin Podemos David Soto ha asegurado que la decisión del Tribunal Supremo es “injusta y desproporcionada”, pero ha advertido de que su formación no se sumó a la declaración de condena aprobada esta semana por PNV y EH Bildu en el Parlamento Vasco porque pensaban que había que “afinar el foco en el segundo punto”.

“El uso interesado de los órganos de la justicia por parte de la derecha supone judicializar cuestiones como ésta que debieran ser resueltas por el diálogo entre diferentes”, ha dicho.

Asimismo, ha defendido que el conflicto en Cataluña se debe abordar “desde el plano político” y ha apostado por no poner como “parapeto” las sentencias.

PP-Cs

Por último, el portavoz parlamentario del grupo PP-Cs, Carmelo Barrio, ha recordado que el Tribunal Supremo “aplica las leyes y condena a quien debe hacerlo por desobediencia”.

“Torra es el precio de la desobediencia a las leyes y a los tribunales”, ha expresado, para valorar además que se trata de una sentencia “por unanimidad”.

Asimismo, ha criticado que los líderes independentistas “tengan siempre el golpe de estado en su cabeza y en su estrategia política”. Por último, ha advertido de que utilizar las instituciones para fines partidistas es “inaceptable” y ha lamentado que Cataluña sirva al PNV para “‘bildurizarse'”.

Comentarios de Facebook