Quantcast

Pablo Iglesias declara en la Audiencia Nacional por el robo de un móvil

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, declaró este miércoles como testigo en la Audiencia Nacional por el presunto robo de un teléfono móvil del que se sustrajeron datos personales que acabaron publicados en un medio de comunicación en julio de 2016.

Iglesias prestaró declaración ante el juez Manuel García Castellón, que dirige el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, después de que el magistrado le ofreciera personarse en la causa como perjudicado.

Fuentes jurídicas indicaron que fue en 2016, poco antes de la campaña electoral, cuando se denunció la sustracción de un teléfono móvil de una persona cercana al gabinete de Iglesias que contenía información sobre el secretario general y el partido.

El excomisario José Manuel Villarejo fue detenido en noviembre de 2017 y permanece en prisión preventiva. Sus actividades de espionaje están siendo investigadas en nueve piezas separadas.

Iglesias, denunció este miércoles que “una de las mayores vergüenzas de nuestra democracia es la existencia de una trama criminal que vincula a policías corruptos, medios de comunicación y grandes empresarios”, en referencia a la trama que presuntamente organizó Villarejo.

Excusándose por no poder hacer más comentarios acerca de su declaración, por estar inserta en un procedimiento judicial, Iglesias sí quiso denunciar la existencia de esa trama, enumerando como protagonistas a medios de comunicación y grandes empresarios.

El líder de Podemos focalizó en el poder de grandes empresarios y dueños de medios de comunicación uno de sus mensajes críticos más rotundos en el discurso de su vuelta a la actividad pública tras su permiso de paternidad, el pasado sábado ante el Centro de Arte Reina Sofía.

En sus declaraciones a la salida de la Audiencia Nacional, Iglesias reiteró el “compromiso” de Podemos “con la ley, las instituciones y con limpiar nuestra democracia de basura”.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook