Compartir

El Gobierno de Pedro Sánchez ha realizado una nueva oferta a la ONG Proactiva Open Arms para desembarcar a los 134 migrantes que permanecen a bordo y que fueron rescatados hace dos semanas en el mar Mediterráneo.

Después de que la organización humanitaria rechazara que el barco, que se encuentra frente a la isla italiana de Lampedusa, viaje a Algeciras, España ofrece ahora los puertos de Mahón y de Palma, ambos en Baleares.

El fundador de esta organización humanitaria, Oscar Camps, se desmarcó este domingo de la propuesta lanzada por el Gobierno español de Pedro Sánchez para que el Open Arms vaya a Algeciras ante la insistente negativa de Italia a abrirle sus puertos.

Camps denunció a través de las redes sociales que viajar a Algeciras no es una solución “después de 26 díás de misión” y de “17 de espera” en busca de un puerto seguro de la Unión Europea para desembarca.

“¿Quiére que naveguemos 950 millas, unos 5 días más, a Algeciras, el puerto más lejano del Mediterráneo, con una situación insostenible a bordo?”, criticó.

Camps recordó que el Open Arms lleva a 134 personas en estos momentos, después de que en los últimos días Italia haya permitido bajar a los menores y sus familiares. También incidió en que en Italia hay “una resolución judicial a favor” de su organización y en contra del decreto firmado por el ministro del Interior, Mateo Salvini, prohibiendo que este tipo de barcos entren en sus puerto.

Desde el Open Arms aseguran que la situación es “insostenible” y ponen como ejemplo que esta mañana tres migrantes saltaron desde la cubierta al agua para tratar de llegar nadando a la isla de Lampedusa. Parte de la tripulación tuvo que saltar al agua de inmediato para rescatar a los migrantes y devolverlos al buque.

(SERVIMEDIA)