Quantcast

ONG acusan a la industria de sabotear soluciones contra la contaminación

Las ONG que forman parte de Alianza Residuo Cero y Surfrider Foundation Europe se han sumado a la Fundación holandesa Changing Markets para acusar a la industria “del usar y tirar” de sabotear soluciones contra la contaminación por plásticos de un solo uso como el sistema de devolución y retorno de envases (SDDR).

Las entidades se han sumado al lanzamiento del informe ‘Hablan Basura: El manual de las empresas sobre las falsas soluciones a la crisis del plástico’ tras una investigación realizada en 15 países de cinco continentes que asegura que los grandes supermercados y las grandes marcas de bebida y alimentación “impiden cualquier legislación o iniciativa real que pretenda acabar con los envases de un solo uso”.

El estudio dedica un capítulo a España respecto al que revela el “reiterado intento de una parte de la industria para evitar el uso de los envases retornables, una herramienta exitosa y popular que consigue reutilizar y/o reciclar más del 90 por ciento de latas y botellas”.

El informe denuncia que las soluciones a la contaminación por plásticos de un solo uso existen pero que la industria productora, envasadora y distribuidora de estos envases “lucha en la sombra para eliminar cualquier tipo de legislación progresista y preservar el ‘statu quo’ tanto a nivel internacional como en España”.

El capítulo dedicado a España destaca la “capacidad de incidencia” de una “coalición de empresas poderosas” agrupadas en asociaciones de grandes supermercados y productores para bloquear el sistema de depósito de envases de bebidas. Además, acusan al gestor del reciclaje de envases en España, Ecoembes, de utilizar “cifras de reciclaje no reales” y de “culpar” a las personas de su “ineficacia”.

La directora de Campaña de Changing Markets Foundation, Nusa Urbancic, ha manifestado que el informe “expone la hipocresía de las grandes compañías” de las que dice que por un lado dicen estar comprometidas con las soluciones y, por otro de “utilizan trucos sucios para seguir usando plástico barato y desechable que contamina el planeta a un ritmo devastador”.

Por ello, pide a los legisladores que miren “más allá de esa cortina de humo” y adopten políticas “eficientes” a nivel mundial como los sistemas de depósito.

El informe detalla un extenso listado de actuaciones que productores de plástico, marcas de bebida y alimentación y grandes supermercados “aplican de manera coordinada a escala global para distraer, diferir y derrotar a las legislaciones que quieren acabar con la ola de contaminación plástica que atraviesa el mundo”. Aún más, asegura que incluso se apropian de la crisis del COVID-19 “para esta causa”.

El responsable de lobby Surfrider Foundation Europe, Xavier Curto, pide ser “exigentes” para adoptar “de forma individual buenos hábitos, pero también con el impacto de las empresas y el marco legislativo que lo permite”.

Por último, el trabajo plantea tres soluciones ante su previsión de que los plásticos se duplicarán en los próximos 10 o 15 años. En concreto, pide una legislación que obligue a recoger al menos el 90 por ciento de los desechos por separado y que reconozca que el SDDR obligatorio es “la única forma comprobada y eficaz” de lograr altos niveles de reutilización y reciclaje de envases de bebidas.

Finalmente, propone también introducir objetivos de reutilización y otros mecanismos que fomenten el uso infinito de los recursos y aplicar objetivos de contenido mínimo de material reciclado, para favorecer un mercado del reciclaje de plásticos eficaz.

Comentarios de Facebook