Quantcast

Obispado de Menorca ve “incoherente” que una catequista vaya a casarse con otra mujer

El Obispado de Menorca ha considerado este lunes que la decisión de una catequista de casarse por lo civil con una persona del mismo sexo es “incoherente” porque supone “no aceptar la enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio”.

De este modo explica que se haya pedido a la catequista del Centre Catequístic de Sant Miquel de Ciutadella “dejar de enseñar la fe cristiana” a los más jóvenes.

Ser catequista es una misión que la Iglesia encomienda a determinadas personas para que, en su nombre, enseñen la fe que ella profesa. Corresponde a la Iglesia valorar las cualidades que debe tener un catequista antes de confiarle o retirarle esta misión, sin que esto suponga discriminación ni exclusión”, han señalado desde el Obispado a través de un comunicado.

En este punto, han remarcado que se sienten “responsables de garantizar a los fieles que la doctrina impartida en las catequesis se corresponde con el pensar y sentir de la Iglesia”. “Los fieles tienen derecho a pedirnos que los catequistas estén bien formados y que sean coherentes con lo que enseñan”, han añadido.

“Todos estamos llamados a la santidad y a vivir en comunión en el seno de la Iglesia, pero a la hora de incorporarnos a una asociación o de ejercer algún cargo de mayor responsabilidad se pide un plus de credibilidad por parte de la persona que ha de asumir una función específica, de manera que la misión que se le encomienda sea fructuosa y que la persona en concreto no pueda suscitar ningún tipo de escándalo en los fieles”, han manifestado.

Desde el Obispado han subrayado que respetan “pero no comparten” la decisión de la catequista de contraer matrimonio civil con una persona del mismo sexo, y han remarcado que le han trasladado que les gustaría contar con ella en las diferentes labores que se desarrollen en el Centre Catequístic de Sant Miquel “en todo aquello que no suponga enseñar la fe cristiana en nombre de la Iglesia”.

EL OBISPO DE MALLORCA PIDE DIÁLOGO ANTES DE TOMAR DECISIONES

Precisamente el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, ha sido preguntado sobre esta materia durante una entrevista en el programa ‘Al Dia’ de IB3 Ràdio y ha declarado que “nunca debe ser incompatible ser lesbiana con ser cristiana”. “El problema ha venido cuando se ha casado…quiero respetar las decisiones pero querría que hubiera diálogo antes de tomar decisiones”, ha manifestado tras apuntar que tiene “muy buena relación” con esta catequista.

Comentarios de Facebook