Compartir

La Policía Alemana informó el miércoles que investiga a un nuevo sospechoso en el caso de la niña británica Madeleine McCann que desapareció sin dejar rastro en 2007 en el Algarve portugués, un misterio que lleva más de una década sin revolverse.

Según un comunicado emitido por la Fiscalía de Brunswick, los agentes investigan a “un ciudadano alemán de 43 años sospechoso de asesinato”. Se trata de un conocido delincuente sexual que actualmente cumple condena en una cárcel del país.

Madeleine McCann desapareció el 3 de mayo de 2007 en el apartamento familiar en una urbanización de Praia da Luz, en el sur del país luso, mientras sus padres, Gerry y Kate McCann, cenaban junto a unos amigos en un restaurante del mismo complejo.

Tras la investigación preliminar, los progenitores fueron detenidos y finalmente exonerados.

El preso que se encuentra bajo la lupa de las autoridades alemanas. Vivió en el Algarve portugués entre 1995 y 2007, y que además de trabajar en la región, había cometido varios crímenes, en particular robos en hoteles y apartamentos.