Quantcast

Montero, abierta a suprimir el impuesto al diésel, dice que más que subida fiscal son “ajustes”

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, se ha mostrado este jueves abierta a suprimir el impuesto al diésel, como demanda Ciudadanos, si con ello el partido ‘naranja’ muestra voluntad de querer llegar a un acuerdo para sumarse al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021.

Eso sí, Montero ha puntualizado, como ya hizo ayer, que como ministra de Hacienda no ha negociado sobre esto con la formación de Inés Arrimadas y tampoco tiene constancia de que se haya hecho al margen de su Ministerio.

“En cualquier caso, si Ciudadanos expresa una voluntad de querer llegar a un acuerdo, a mi todo lo previo me da igual. Yo lo que quiero es que cuantos más partidos se sumen a este proyecto de país, mejor”, ha defendido la ministra en declaraciones a la cadena SER.

Así, ha insistido en que “no le importa el motivo” si al final la conclusión es que Ciudadanos se quiere sentar a hablar de los Presupuestos. “Estaré encantada de hablar con ellos, al igual que con cualquier partido político que quiera sentarse a negociar cuando empiece el periodo de enmiendas”, ha subrayado.

En todo caso, Montero ha explicado que si se llegara a un acuerdo en el trámite de enmiendas para suprimir el impuesto al diésel, técnicamente podría hacerse, pues la partida de ingresos, si se está de acuerdo con el Gobierno, “se puede modificar”.

“Por tanto, tendremos que hablar. Cualquier negociación consiste en que cedamos ambos partes. Ojalá al final el proyecto de Presupuestos cuente con el apoyo de la mayoría de los grupos parlamentarios y no sólo los mínimos imprescidibles, y se superen los vetos cruzados”, ha señalado.

Preguntada por si la eliminación de este impuesto descuadraría las cuentas, la ministra ha explicado que, en una negociación tan importante como ésta, el Ministerio de Hacienda tiene previsto el que se puedan producir modificaciones. “Tenemos cierta holgura en determinadas partidas para poder hacer las modificaciones e incorporaciones que durante la tramitación se tengan que incorporar”, ha añadido.

“YO NO HABLARÍA DE SUBIDA DE IMPUESTOS, SINO DE AJUSTES”

En cuanto a las críticas empresariales por acometer ahora una subida de impuestos en España a diferencia de lo que están haciendo otros países europeos, la ministra ha afirmado que ella “no hablaría de una subida fiscal”, sino de “ajustes”, ya que el alza del IRPF sólo afecta al 0,17% de los contribuyentes, los que ganan más de 300.000 euros, y en Sociedades sólo se ha tocado una exención.

El resto de impuestos (diésel, plástico, bebidas azucaradas) son figuras fiscales que “no tienen afán recaudatorio, sino disuasorio”, ha añadido Montero, que ha recordado que España tiene un diferencial de cuatro puntos en fiscalidad ‘verde’ respecto a la media de la UE.

En cuanto a si el Gobierno tiene previsto en el futuro subir el IRPF a las rentas de más de 130.000 euros -en los PGE se sube este impuesto a partir de los 300.000 euros-, la ministra ha señalado que esta medida estaba en el acuerdo programático con Unidas Podemos y que su voluntad es que “pueda desplegarse a lo largo de la legislatura”.

La titular de Hacienda ha explicado que el Gobierno ha tenido en cuenta la situación actual a la hora de tocar el IRPF. “La inteligencia política consiste en acompasar esa hoja de ruta a las inclemencias del tiempo”, ha apuntado respecto al pacto de gobierno con Podemos.

Además, ha recordado que se creará un comité de expertos para revisar “en profundidad” el sistema fiscal, especialmente el Impuesto sobre Sociedades, cuyo rendimiento, ha dicho, es “desigual” y está siendo “algo regresivo”, pues contribuyen más las pymes que los grandes grupos empresariales. Además, ha apuntado que debe superarse el diferencial de España con Europa en este impuesto, que ha cifrado en siete puntos.

Comentarios de Facebook