Quantcast

Madrid desaconseja que se celebre la feria taurina de Alcalá y pide al Ayuntamiento que no la autorice

La Comunidad de Madrid desaconseja la celebración de la feria taurina prevista para este fin de semana en la Plaza de Toros de Alcalá de Henares por la “gran afluencia de público” (pudiendo alcanzarse las 4.000 personas) que puede suscitar y recomienda al Consistorio que no autorice este evento.

“Habida cuenta de la actual situación epidemiológica en la Comunidad de Madrid y en el municipio de Alcalá de Henares específicamente, teniendo en cuenta las características del evento propuesto, con la gran afluencia de público que puede generar y la dificultad de control del cumplimiento de las medidas de seguridad que ello pudiera suponer, desde el punto de vista de protección de la salud pública se desaconseja la celebración del evento en las fechas previstas”, recoge el escrito remitido al Ayuntamiento complutense.

El informe elaborado por la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, responde al requerimiento planteado por el Ayuntamiento de Alcalá para que se evaluara “el riesgo real para la salud pública que supone la realización de estos eventos en el momento actual”.

El alcalde complutense, Javier Rodríguez Palacios, señaló en este sentido que “esto no es un debate de toros sí y toros no” y que tendría la misma preocupación si fuera un partido de fútbol al que estuvieran convocados 4.000 espectadores, que es lo que se prevé que asistan al evento taurino. Además, manifestaba que el marco normativo existente y aprobado por el Gobierno regional para este tipo de casos “es absolutamente inapropiado para estos momentos”.

“En los espectáculos culturales que estamos realizando a largo del verano se limita el aforo a 800 personas, con sillas individuales que garantizan la distancia y con unos altos niveles de seguridad, contratando además personal que vigila el cumplimiento de las normas. Este grado de detalle y exigencia no rige en las plazas de toros, en las que la Comunidad de Madrid decidió que el aforo fuera al 75 por ciento del máximo”, señaló el regidor alcalaíno.

Al respecto, Andradas ha explicado que el Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2 de Madrid suspendió la orden 1008/2020, que entre las medidas preventivas contra el Covid-19 que pautaba, figuraba el proceso a seguir respecto a la evaluación de riesgos sanitarios en eventos superiores a 600 personas.

“No existiendo regulación del procedimiento, plazos y régimen transitorio para su aplicación, no procede emitir el informe de evaluación previsto en la citada orden”, apunta la directora general de Salud Pública, quien no obstante desaconseja que estos festejos taurinos se autoricen.

En caso de que finalmente se diera el visto bueno a su celebración, se insta al Consistorio complutense a extremar las medidas de precaución ante el Covid-19 y se le recuerda las condiciones que pauta la normativa actual frente a la pandemia.

MEDIDAS PREVENTIVAS

Así, la Consejería de Sanidad avisa de que deberá extremarse las medidas preventivas en las inmediaciones de la Plaza de Toros y en las vías de acceso y salida de la misma hasta la zona del aparcamiento o del transporte público, “evitando la aglomeración o concentración de personas y su agrupación en número superior a 10 en los momentos previos y posteriores, así como el cumplimiento del uso obligatorio de la mascarilla”.

También solicita la Dirección General de Salud Pública la colaboración de la Corporación local para el desarrollo de actuaciones de control ‘in situ’ durante la celebración del evento, con el objeto de garantizar el cumplimiento de las restricciones y requisitos sanitarios “frente al riesgo que pudiera ocasionar” la celebración de estos festejos taurinos, “máxime teniendo en cuenta el número previsto deasistentes”.

Por otro lado, recuerda al Ayuntamiento de Alcalá que el porcentaje de ocupación de la Plaza de Toros, en caso de desarrollarse el evento, se limitará 75 por ciento, siempre que el público permanezca sentado, y se cumpla con el mantenimiento de la debida distancia de seguridad interpersonal de, al menos, 1,5 metros entre los asistentes.

A ello se suma el uso de mascarilla obligatoria, el disponer de un recuento y control del aforo y organizar la circulación de personas manteniendo la distancia de seguridad, entre otros requisitos.

Comentarios de Facebook