Quantcast

Los trabajadores de una fábrica textil catalana secundan una “huelga de calor”

Los trabajadores de la compañía textil Selvafil en el municipio de Maçanet de la Selva (Gerona) viven su segunda jornada de huelga, en protesta por las altas temperaturas que sufren en la fábrica, donde se llegan a alcanzar los 35 grados centígrados.

El sindicato USOC denuncia que “es una obligación de la empresa velar por la salud de los trabajadores. Según publica ‘La Vanguardia‘, el comité sindical lleva años trabajando para que la empresa de hilatura adopte medidas para que sus 200 trabajadores puedan desempeñar sus funciones durante los meses estivales sin verse sometidos a temperaturas sofocantes.

El comité de empresa cifra en el 85% el seguimiento en las primeras jornadas de protesta, con paros de media hora por turno.

La convocatoria de huelga se aprobó para los días 11, 12 y 13 de julio, después de que desde la dirección de Selvafil se negaran a instalar aparatos de refrigeración, o cambiar los tiempos de trabajo con más tiempos de descanso y sin embargo les sugirieran que combatieran el calor fraccionando en dos pausas, los 20 minutos destinados al tiempo del bocadillo, para salir al exterior de las naves y refrigerarse.

 

 

Comentarios de Facebook