Compartir

Las carreteras, servicios ferroviarios, puertos y aeropuertos de Cataluña no registran incidencia reseñables este sábado, tras los incidentes y disturbios que grupos de radicales protagonizaron anoche. Los Mossos y Policía Nacional temen que esta madrugada se vuelvan a registrar ataques.

Un total de 35 resultaron heridas, una de ellas por contusión ocular, durante las protestas de este viernes contra la sentencia del ‘procés’, que coincidieron con la huelga general convocada en Cataluña.

A media tarde las manifestaciones pacíficas se transformaron en nuevos incidentes violentos por las calles del centro de la ciudad condal.

La Intersindical CSC e IAC afirmaron este viernes que el seguimiento conseguido por el paro general, promovido por ambas en Cataluña, convierte la huelga en la “más grande de la historia” de la comunidad autónoma.

Según datos facilitados por ambos sindicatos convocantes del paro y que atribuyen al departamento de Trabajo de la Generalitat, la adhesión ha llegado al 80% o un porcentaje superior en el comercio, la construcción y los servicios, sin bien los servicios obligatorios mínimos han limitado su seguimiento en el transporte, enseñanza y sanidad.

La intersindicales CSC e IAC elevan, por otro lado, a 750.000 el número de personas que han acudido a la manifestación que habían convocado en Barcelona, desbordando el recorrido prefijado y obligando a transitar también por calles aledañas.

En la clausura han intervenido distintas personas con demandas económicas y sociales, pero también otras de tinte más político con reivindicaciones de una República Catalana e independencia como ha sido el caso de la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie.

La convicción de que el mensaje político acabaría tomando protagonismo en la protesta es, precisamente, lo que han esgrimido otros sindicatos para desmarcarse de una manifestación inicialmente convocada para protestar por aspectos económicos como la temporalidad y precariedad de los empleos o para reclamar subidas en pensiones y salario mínimo.

Conforme a los datos proporcionados por las dos intersindicales y atribuidos a Trabajo de la Generalitat, el mayor seguimiento de los paros ha tenido lugar en las universidades, con un 90% de participación.

En general, en la enseñanza el seguimiento oscilaría entre un 24,6% en el sector privado y el 42,5% en el público. En los transportes varía entre el 0,94% de Renfe y el 36% en el metro; y en la sanidad entre el 20% en la concertada y el 5,4% en la privada.

El porcentaje alcanza el 35% en la función pública y ya en el ámbito de la empresa oscila entre el casi 84% en el sector servicios y la horquilla del 32-68% estimada en la industria, conforme a los datos aportados por ambos sindicatos.

(SERVIMEDIA)