Compartir

El confinamiento impuesto en España tras el decreto del estado de alarma implica una reducción de la exposición a los rayos solares que puede provocar “carencias” de vitamina D, especialmente importante durante el periodo de lactancia y reducir sus niveles tanto en bebés como en niños y adolescentes.

Así lo denunciaron este miércoles los expertos de Laboratorios Ordesa a través de un comunicado en el que precisaron que el cuerpo humano obtiene de los rayos solares el 90% de la vitamina D que necesita y sólo el 10% restante procede de la alimentación.

También recordaron que la vitamina D es un nutriente que ayuda al cuerpo a absorber el calcio necesario para el normal desarrollo de los huesos y su mineralización y, por lo tanto, tiene un “papel fundamental” en la nutrición infantil en las etapas de crecimiento para la formación y mantenimiento de las estructuras óseas del cuerpo y también ayuda al normal funcionamiento del sistema inmune.

Para asegurar una adecuada ingesta, los expertos recomiendan tomar el sol en rostro y brazos durante 10 o 15 minutos e ingerir alimentos ricos en vitamina D, entre ellos algunos pescados azules, la leche entera y la yema de huevo.

Sin embargo, la actual situación de confinamiento unida a la “dificultad” de que los niños “coman de todo y obtengan de los alimentos la vitamina D que necesitan”, podría, según estos expertos, “empeorar los ya bajos niveles de vitamina D en niños y adolescentes”.

Con respecto a la lactancia, la reducción de horas bajo el sol en la actualidad y la imposibilidad de poder dar paseos con el bebé puede “agravar” esta situación “dificultando” la absorción de calcio y la formación ósea, lo que, según los expertos, “puede conllevar posibles consecuencias en el futuro”.

Tras puntualizar que numerosas sociedades científicas recomiendan suplementar la alimentación de los bebés menores de 12 meses de edad con 400 UI de vitamina D al día, así como a los niños y adolescentes de mayor edad, especialmente en las etapas de crecimiento, recordó que Laboratorios Ordesa ha elaborado un complemento alimenticio pediátrico con un alto contenido en vitamina D que, bajo el nombre de Vitamin D, está compuesto por una nueva fórmula con un alto contenido en vitamina D destinada a asegurar un aporte “adecuado” de este nutriente en aquellos casos en los que la exposición solar, junto a la alimentación, no resulten suficientes.

(SERVIMEDIA)