Compartir

El precio de los carburantes ha vuelto a subir esta semana, en concreto alrededor de un 1%, con lo que sigue el cambio de tendencia experimentado desde mediados de mayo en el coste de estos productos que alcanzan ya un incremento acumulado de su coste en torno al 5% tras reducirse alrededor de un 18% desde finales de febrero, cuando empezaron a generalizarse los casos de coronavirus en Europa.

Según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea recogidos por Servimedia, pese a este repunte, la gasolina es todavía un 13,1% más barata que hace un año, mientras que el diésel tiene un coste un 13,9% inferior.

El precio de la gasolina esta semana en España es de 1,131 euros por litro, lo que supone un repunte del 1,07% con respecto a los 1,119 euros de hace una semana. Pese a este incremento, sigue en mínimos desde abril de 2016.

Por su parte, el del gasoil es de 1,028 euros por litro, un 0,88% más alto que los 1,019 euros de la referencia anterior. En su caso, son sus niveles más bajos desde mayo de 2016.

Con los precios de la última semana, llenar un depósito de 55 litros de gasolina cuesta 62,21 euros, 66 céntimos más que hace una semana, mientras que un depósito de un vehículo de gasóleo conlleva un gasto de 56,54 euros, 49 céntimos más.

El importe medio de ambos carburantes en España sigue por debajo tanto de la media de la Unión Europea como de la zona euro. En la última semana, en la UE-27 el precio de la gasolina se situó en 1,252 euros por litro, mientras que el del diésel lo hizo en 1,119 euros.

Asimismo, en la zona euro el precio de venta al público del litro de gasolina se fijó en 1,303 euros por litro y el del gasoil en 1,142 euros.

(SERVIMEDIA)