Compartir

Las condiciones meteorológicas de cielos soleados y temperaturas agradables de los últimos días en España cambiarán a partir de la tarde de este miércoles, ya que la llegada de un frente atlántico por Galicia y la formación de la borrasca ‘Flora’ en el entorno de Baleares traerán lluvias generalizadas, frío en la mitad norte peninsular, nieve en las montañas, olas de hasta siete metros de altura y rachas de viento muy fuertes de hasta 100 km/h.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) señaló este miércoles en un comunicado que desde esta tarde se producirá “un importante cambio de las condiciones meteorológicas” y finalizará “el periodo de estabilidad” que ha reinado en España en las dos últimas semanas.

Subrayó que se prevé que “un frente frío muy activo” llegue a Galicia esta noche y cruce durante el jueves toda la península de oeste a este, hasta situarse al final del día en el área de Baleares. “Lo más significativo de esta situación será la formación de una borrasca en el entorno del archipiélago balear, que, aunque no muy duradera en el tiempo, producirá efectos relevantes en la zona”, añadió, antes de indicar que la Aemet ha bautizado esa depresión como ‘Flora’.

Con el paso del frente se producirán rachas de viento que alcanzarán entre 60 y 80 km/h en muchas zonas de la península, si bien las mayores intensidades ventosas se esperan en el este y el sureste peninsular y en Baleares desde la tarde de este jueves hasta el mediodía del próximo viernes, coincidiendo con la profundización de ‘Flora’ en el entorno del archipiélago balear. Se espera que en esas zonas soplen rachas de viento de 80 a 100 km/h.

LLUVIAS GENERALIZADAS

Además, el frente producirá precipitaciones generalizadas y las mayores acumulaciones caerán en Galicia, el área Cantábrica, el alto Ebro, los Pirineos, la parte más oriental del Sistema Ibérico y Baleares. La cota de nieve se situará en torno a entre 1.000 y 1.200 metros, por lo que las mayores densidades de nieve se producirán en zonas de montaña.

El estado de la mar también empeorará, con olas de cinco a siete metros en los litorales de Galicia, cinco a seis metros en el litoral Cantábrico y de cuatro a cinco metros en Baleares.

Este episodio probablemente finalizará durante la tarde del viernes, día 14, una vez que la borrasca ‘Flora’ se aleje hacia el Mediterráneo central.