Compartir

La escasez de precipitaciones y el aumento del consumo de agua en verano hace que los embalses se encuentren a niveles muy bajos, al 52,3% de su capacidad total. Almacenan actualmente 29.342 hectómetros cúbicos (hm³) de agua, disminuyendo su capacidad en la última semana 839 hectómetros cúbicos, según datos dados a conocer este martes por el Ministerio para la Transición Ecológica.

Los niveles más altos de agua embalsada en la actualidad corresponden al Cantábrico Oriental (80,8%); las cuencas internas del País Vasco (81,0%); Galicia Costa (81,9%); el Cantábrico Occidental (79,9%); las cuencas internas de Cataluña (75,5%); Tinto, Odiel y Piedras (73,4%); el Miño-Sil (73,2%); el Ebro (69,7%); el Duero (57,94%); la cuenca mediterránea andaluza (58,3%), y el Guadalete-Barbate (54,7%). Por debajo del 50% de la capacidad total están el Tajo (44,8%), el Guadiana (45,7%), el Guadalquivir (43,7%), el Júcar (35,8%) y el Segura (26,1%).

Las precipitaciones han sido escasas en toda España. La máxima se ha producido en Soria con 13,4 mm (13,4 l/m²).