Quantcast

La OMS advierte de que “demasiados” países “van por mal camino” en la lucha contra el Covid-19

La OMS advirtió este lunes de que “demasiados” países “van por mal camino” en su lucha contra el Covid-19, al que continúa calificando como el “enemigo público número uno”, a pesar de que las acciones de “muchos Gobiernos y muchos pueblos no lo reflejan”.

Así lo precisó este lunes el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa, en la que alertó de que en varios países del mundo se está produciendo un “peligroso aumento de casos” y lamentó que este domingo se notificaron 230.000 positivos por Covid-19 en todo el mundo.

Casi el 80% de estas nuevas notificaciones se produjeron desde tan solo 10 países y el 50% desde dos países, por lo que el responsable de la OMS puntualizó que, aunque el número de muertes diarias sigue “relativamente estable, todavía queda mucho que preocupa”. “Todos los países están en peligro por este virus, pero no todos se han visto afectados de la misma manera”, recordó, para hacer hincapié en que el “epicentro” de la pandemia continúa estando en las américas, donde se han registrado más de la mitad de casos en todo el mundo.

No obstante, insistió en que nunca es “demasiado tarde para controlar el virus, incluso si ha habido una transmisión intensa” y en que la OMS está “plenamente comprometida a trabajar con todos los países y pueblos para contener la transmisión, reducir la mortalidad, apoyar a las comunidades y a un liderazgo contundente y a la coordinación” imprescindible para acabar con el virus.

MENSAJES “AMBIGUOS”

A juicio del responsable de la OMS, los mensajes “ambiguos” de algunos líderes están “socavando el elemento más fundamental de toda respuesta que se le pueda dar, la confianza”. “Si los Gobiernos no se comunican de forma clara con sus ciudadanos y lanzan una estrategia integral centrada en contener la transmisión y salvar vidas y si las poblaciones no siguen los principios básicos de salud pública, esta pandemia va a seguir adelante y va a empeorar”, espetó.

“Pero no tiene por qué ser así, cada líder, cada Gobierno y cada ciudadano puede hacer su parte para romper las cadenas de transmisión y acabar con el sufrimiento colectivo”, abundó, al tiempo que defendió que “no hay atajos para resolver esta pandemia” y, en tanto se descubre una vacuna “efectiva”, emplazó a centrarse en utilizar las herramientas actuales “para contener la transmisión y salvar vidas”.

El objetivo es, según su criterio, alcanzar una “situación estable en la que tengamos el control adecuado de este virus sin parar completamente nuestras vidas o tener que ir pasando de confinamiento a confinamiento”, situación que, a su entender, “tiene un terrible impacto en las sociedades”. “No habrá una vuelta a la antigua normalidad en un futuro previsible, pero hay una hoja de ruta que podemos seguir para controlar la enfermedad y poder seguir con nuestras vidas cotidianas”, sentenció.

Según el experto, ello exigirá centrarse en reducir la mortalidad y contener la transmisión así como contar con una comunidad “implicada y empoderada” y con gobiernos “sólidos, que se coordinen y apliquen estrategias integrales y lo comuniquen claramente a sus ciudadanos y de forma continuada”.

Según el director general de la OMS, “cualquier país, esté en la situación en la que esté en su curva epidémica, nunca es demasiado tarde para tomar una acción decisiva”. “Apliquen lo básico, trabajen con los líderes comunitarios y partes interesadas para transmitir mensajes de salud pública claros”, exhortó, convencido de la importancia de utilizar las herramientas disponibles para controlar “realmente” esta crisis sanitaria y de hacerlo “ahora mismo, juntos”.

CUATRO SITUACIONES

En este punto, se refirió a las “cuatro situaciones” que, según su punto de vista, se están dando en estos momentos en el mundo, la primera de ellas referida a aquellos países que estaban “alerta y conscientes” de la gravedad de la emergencia sanitaria y respondieron “rápida y efectivamente” a los primeros casos. Lograron con ello evitar “por el momento” evitar grandes brotes y entre los que citó varias naciones del Pacífico, el Caribe y África, cuyos líderes “tomaron las riendas de la emergencia” y llevaron a cabo una estrategia integral.

La segunda de esas situaciones se refiere a aquellos países que tuvieron brotes “importantes” que controlaron a través de una “combinación de un comando sólido y con las poblaciones respetando las medidas de salud pública clave”. En esta situación estan muchos países europeos, que, a su entender, “han demostrado que es posible controlar grandes brotes”.

El tercero de estos escenarios tiene como protagonistas a países que superaron un primer “pico” del brote, pero que, tras relajar sus restricciones, ahora “están bregando con nuevos brotes y casos que se están acelerando en número”.El cuarto grupo seria el de los países que están en fase de transmisión “intensa” del brote y ubicados, principalmente, en el área de las américas, Asia meridional y varios zonas de África.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook