Compartir

La portavoz del Gobierno español, María Jesús Montero, abogó este miércoles por encontrar “los puntos de encuentro” y “propuestas imaginativas, creativas”, para solucionar el conflicto nacionalista catalán, pero recordó la posición del Ejecutivo sobre el derecho de autodeterminación, derecho que volvió a señalar como única solución el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Así lo hizo en su comparecencia al término de la primera reunión de la mesa de diálogo entre ambos ejecutivos en el Palacio de la Moncloa, que se prolongó durante tres horas. Montero dijo que se ha dado “un paso muy importante para avanzar en la normalización de las relaciones institucionales e incluso afectivas tras años en que sólo ha habido confrontación y reproches”, y que se inaugura “un nuevo clima desde la sinceridad” y “una nueva interlocución” para “una nueva etapa”.

Sin embargo, constató que ambas partes están “en las antípodas” y que “la negociación es muy compleja” y no espera frutos a corto plazo”. Preguntada por la queja de Torra de que no había hallado una “respuesta clara” del Gobierno español al derecho de autodeterminación, Montero recordó que el Ejecutivo central “no comparte” esa posición. Pero confió en buscar “propuestas imaginativas, creativas”, tras identificar los “puntos de encuentro”.

(SERVIMEDIA)