Compartir

La Fiscalía General del Estado aboga en su memoria anual por perseguir el consumo de prostitución y defendió la tipificación penal de “quienes conscientemente se benefician de los servicios que prestan las víctimas de trata”.

Según el ministerio fiscal, “solo tipificando todas las manifestaciones del proxenetismo se vislumbrará el inicio del camino que conduzca a acabar con la trata de mujeres para ser esclavizadas en la prostitución”.

Asimismo, lamentó que en la sociedad española persiste “una visión distorsionada” de la prostitución y del tráfico de personas, actividades en expansión que mueven miles de millones de euros en todo el mundo.

La memoria pone como modelo la legislación francesa de 2016, que además de perseguir al proxeneta da un tratamiento adecuado al cliente.

Además, asegura compartir la postura de la Comisión Europea, que anima a los estados miembros a la tipificación penal de los que “conscientemente se aprovechan de los servicios prestados por las víctimas de trata”.

Apuntó que desde que la trata de seres humanos se tipificó como delito en la legislación española, se adoptaron más medidas para mejorar la protección de sus víctimas y perseguir este crimen.

Con todo, lamentó que los resultados obtenidos en este terreno son “decepcionantes”, sobre todo en relación a la protección y al reconocimiento de los derechos elementales de la mujer, y denunció que la normativa española no tiene previsto un régimen de protección integral a las víctimas de trata. Por ello, urgió a incluir este aspecto en la futura Ley Integral contra la Trata.

En todos los casos de sentencias condenatorias desde 2015, se reconoció la condición de víctimas identificadas de trata sexual a 207 mujeres (99,04%) y a dos hombres (0,95%). De ellas, 19 eran menores y dos padecían discapacidad cognitiva.

(SERVIMEDIA)